lunes, 2 agosto 2021 11:34

Se triplica la demanda de partos en casa durante el confinamiento en Cataluña

La matrona y vocal de la Asociación Catalana de Matronas (Acl) y de la Asociación de Matronas de Parto en Casa de Catalunya (Alpacc), Alba Pallisé, ha asegurado que se ha registrado un aumento de la demanda de partos en casa y que la cifra de peticiones se ha “triplicado” durante el periodo de confinamiento por el nuevo coronavirus.

“Hay equipos de matronas en Barcelona que están totalmente colapsados”, ha asegurado Pallisé, que forma parte de un grupo de cuatro matronas, ‘La Matriusca’, que también tienen los meses de mayo, junio y julio ya completos, con una antelación excepcional, ha explicado en una entrevista de Europa Press.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Matronas de España (Fame), María Jesús Domínguez, ha asegurado que han crecido las consultas en torno a los partos en casa, y ha advertido de que familias y mujeres parturientas han tenido “sensación de peligro e inseguridad” de asistir a hospitales y centros sanitarios por riesgo de contagio.

CIERRE DE PARITORIOS Y CAMBIO DE PROTOCOLOS

“Hemos tenido falta de matronas”, ha explicado María Jesús Domínguez sobre la situación en los hospitales, algo que se ha traducido en la saturación de la atención a los embarazos y que ha provocado la adopción de nuevas medidas, como las altas precoces a las madres, que han pasado de darse a las 48 horas de dar a luz las 24 horas, o incluso antes.

Además, algunos hospitales modificaron sus protocolos y dejaron de atender partos para derivarlos a otros centros sanitarios, y también suspendieron citas presenciales –algunas las hacían vía telefónica–y limitaron el número de acompañantes en salas de ecografías e incluso en salas de parto y quirófanos.

En esa línea, Alba Pallisé ha asegurado haberse encontrado con casos de mujeres obligadas a dar a luz solas, sin la compañía de su pareja, algo que tilda de grave ya que ese apoyo es un derecho fundamental de la mujer y “uno de los puntos clave para que un parto evolucione correctamente”, avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“MIEDO” A CENTROS SANITARIOS

“Una cosa es que aumente la demanda, y otra que aceptemos todas las peticiones”, ha matizado Pallisé, ya que los equipos de matronas valoran de manera individualizada cada caso, siguiendo unos criterios de seguridad básicos y teniendo en cuenta las condiciones y factores de riesgo de cada caso.

Matronas y obstetras han desestimado las peticiones de partos en casa si han detectado que se hacían provocadas por la desconfianza, angustia o temor de asistir a los hospitales: “El miedo no podía ser la premisa para determinar un parto en casa”, ha explicado Pallisé.

VALORACIÓN INDIVIDUAL DE PETICIONES

Otro motivo por el que no han llevado a cabo algunos partos en domicilios es el económico, ya que la contratación del servicio de equipos privados especializados en partos en casa –que incluye un seguimiento de 20 semanas con varias sesiones para crear un vínculo entre la familia y las matronas, además de la asistencia al parto y varias visitas postparto–, ronda los 2.000 euros.

En esa línea, Pallisé ha criticado el déficit del sistema sanitario público catalán y estatal y ha lamentado que no se contemple la asistencia al parto en casa como una opción financiada: “Tenemos que evolucionar igual que lo han hecho otros países”, ha concluido.