martes, 18 mayo 2021 00:14

Las iglesias de provincias en fase 1 reanudan las misas “con normalidad”

Las iglesias ubicadas en provincias que este lunes 11 de mayo han pasado a la fase 1 de la desescalada en la lucha contra el coronavirus COVID-19 han vuelto a abrir hoy sus puertas a los fieles con misas que han transcurrido “con normalidad”, algunas “colas” antes de que abrieran los templos en Sevilla, y con los primeros funerales desde que se prohibieran durante el Estado de Alarma, “tomando las medidas de seguridad”.

La mayoría de las autonomías han pasado este lunes a la fase 1 en la que se permite retomar las misas con público, aunque estas deben ser cortas, los asistentes tendrán que usar mascarillas con carácter general y no habrá contacto personal. Tampoco habrá distribución de objetos, libros o folletos, no se podrá tocar o besar objetos de devoción, y no habrá coros. Todo ello, manteniendo un aforo del 30 por ciento, y una distancia de seguridad de al menos un metro.

La Catedral de Sevilla ha abierto sus puertas a primera hora de la mañana, y desde entonces ha sido “continuo el trasiego de fieles” que han acudido a la Capilla Real a rezar ante la patrona, la Virgen de los Reyes, o que han participado en las misas que se han celebrado “con total normalidad” desde las 8.30 horas en el Altar del Jubileo o el Altar Mayor, según ha informado la Archidiócesis de Sevilla.

El canónigo prefecto de Liturgia del Cabildo, Luis Rueda, ha destacado “el buen comportamiento” de cuantos se han acercado a la seo hispalense para participar en las eucaristías. Durante estos días previos se han sustituido los bancos por sillas separadas dos metros entre sí, de forma que el aforo de la Catedral se ha visto reducido en algo menos de trescientas personas.

“También en la comunión los fieles han sido muy obedientes, todos por el pasillo central, guardando también la distancia de seguridad y comulgando en la mano, como está recomendado. Estamos llenos de alegría porque hemos vuelto a la celebración del culto público con la presencia de los fieles en la iglesia”, ha subrayado.

La archidiócesis también ha destacado las “llamativas” colas que se han formado a la entrada de varios templos, antes incluso de que se abrieran sus puertas, como por ejemplo, en las basílicas de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder o la Esperanza Macarena, así como en la sede de la Hermandad de la Esperanza de Triana.

Mientras, en Bilbao la reapertura al culto también ha transcurrido “con normalidad”, según han informado a Europa Press fuentes de la diócesis, que también ha publicado algunas fotografías en Twitter en las que se puede observar, por ejemplo, cómo un grupo de fieles asiste a la misa en la Basílica de Begoña de Bilbao, con un máximo de dos personas por banco, y unos carteles en los que se indica dónde se debe colocar cada persona para que se cumpla con la distancia de seguridad. Además, a las 19.00 horas estaba previsto un funeral en la basílica.

Tampoco ha habido “ningún problema” en la diócesis de Jaca, donde señalan que son “muy pocos”. La ciudad de Jaca y la de Sabiñánigo, tienen unos 10.000 habitantes cada una, y desde la diócesis aseguran a Europa Press que “todo se ha desarrollado con normalidad”. En todo caso, precisan que los días laborales, fuera de las temporadas turísticas, el movimiento es “irrelevante” y “los aforos no suelen pasar de un 10% o un 20%”.