jueves, 13 mayo 2021 09:27

Almería impone dos sanciones por el uso indebido de terrazas

El Ayuntamiento de Almería ha abierto dos expedientes sancionadores por el uso indebido de terrazas de hostelería durante el primer día de entrada en vigor de la fase 1 en Almería, con lo que ha atribuido al “mal” comportamiento a una “minoría residual” frente a “mayoría absolutísima” de empresarios que “lo hicieron bien” y cumplieron con las normas.

En rueda de prensa telemática, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco (PP), ha hecho un llamamiento a la “prudencia” y “responsabilidad” de los ciudadanos “para no retroceder en todo el camino que hemos conquistado”. “Iremos ganando en libertad, pero podemos perder mucho más si la desescalada se incumple y si cometemos imprudencias a la hora de actuar en el día a día”, ha advertido al inicio de su intervención.

Con esto, y ante las imágenes de afluencia de público que se dieron en conocido kiosco de la capital ubicado en la Plaza de España de Ciudad Jardín, que posteriormente fue precintado por la ausencia de licencia, el alcalde ha defendido el trabajo de la Policía Local así como que “la tónica habitual” de este lunes fue el “cumplimiento estricto de las normas”.

“La Policía Local solo se vio obligada a levantar acta en dos negocios de Almería, en nuestro término municipal, de casi 300 kilómetros cuadrados”, ha incidido el alcalde, quien no ha especificado si la segunda sanción también se debió a la ausencia de licencia de terraza ni si los clientes fueron o no amonestados por no respetar la distancia social y las medidas higiénico-sanitarias.

Para Fernández-Pacheco, la jornada transcurrió “razonablemente*bien” y “la gente cumplió con normalidad” de modo que quien quiso acceder a negocios de hostelería “pudo hacerlo en condiciones tranquilas”.

El alcalde ha asegurado que el cumplimiento de la ordenanza municipal de terrazas y veladores es “obligatorio siempre” y que, en este caso, el bando para regular la extensión de los espacios exteriores y el aforo, no sustituye la normativa municipal.

La ordenanza regula, entre otros aspectos, que los establecimientos deberán tener a la vista de los usuarios, vecinos y los agentes la licencia de terraza así como croquis de la instalación, ya que de no disponer públicamente de esta información, se exponen a multas de hasta 750 euros, según el documento consultado por Europa Press.

Con esto, el primer edil ha recordado que los que cuentan con licencia tienen garantizado el 50 por ciento de sillas y mesas de su licencia sobre la superficie concedida, que se podrá ampliar cuando las circunstancias lo permitan hasta completar la ocupación mientras que, quienes no puedan ampliar el espacio por cuestiones físicas, carezcan de licencia o la tengan en tramitación, deberán presentar una propuesta al Ayuntamiento antes de conseguir su autorización durante la presente fase.