sábado, 15 mayo 2021 02:58

Erkoreka niega “favoritismo” en el acceso de Euskadi a la fase 1 y dice que el proceso ha sido “igual para todos”

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha negado “favoritismo” o “preferencia” en el acceso de Euskadi a la fase 1 de desescalada del confinamiento por el covid-19 y ha defendido que “el proceso ha sido igual” para todas las Comunidades Autónomas.

Al término del Consejo de Gobierno, celebrado este martes, Erkoreka se ha referido a “alguna queja que ha podido haber desde alguna Comunidad Autónoma diciendo que se han aplicado criterios diferentes a la hora de superar la nota en el pase a la fase 1”.

En este sentido, ha destacado lo afirmado por los responsables del Ministerio de Sanidad, quienes “se han limitado a analizar objetivamente los datos aportados por cada Comunidad Autónoma en función de lo que les venía solicitando el Gobierno central” y “han contrastado eso con unos criterios conocidos, transparentes, avalados por la comunidad científica y el resultado ha sido objetivamente el que es”.

“Que no ha habido ni favoritismo ni preferencias ninguna. Que el proceso ha sido transparente, claro y exactamente igual para todas las Comunidades autónomas, y a cada una se le ha otorgado lo que le correspondía en relación con los datos que ha aportado en relación con situación sanitaria”, ha indicado.

Respecto a la “singularidad del trato que recibe Euskadi” en la orden del Gobierno central del pasado 9 de mayo, ha recordado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, “ha venido pidiendo, semana tras semana”, en las conferencias de presidentes, un régimen de cogobernanza. “Una cogobernanza que está empezando a materializarse ya, y que pasa por mecanismos de colaboración, cooperación y codecisión”, ha añadido.

Erkoreka ha precisado que, en el caso de Euskadi, “se ha entablado una relación bilateral” entre Gobiernos vasco y central “a la búsqueda de esos espacios”, que se ha plasmado en el Real Decreto de la última prórroga del estado de alarma y en la orden del 9 de mayo en la que “se reconoce un espacio autónomo a la Comunidad Autónoma Vasca para actuar con su propio criterio y adaptar el proceso de desescalada a las singularidades de la situación sanitaria de Euskadi”.

En concreto, ha recordado que el decreto del lehendakari que regula la aplicación de la fase 1 en Euskadi, ya establece que los capítulos del 8 al 11 referidos a bibliotecas, museos, rodajes de películas y salas culturales, y a los artículos 41 y 42, relativos a la apertura de instalaciones deportivas, “son sencillamente inaplicables en Euskadi, más que en la medida en que lo diga el Gobierno Vasco y el lehendakari, concretamente”.

También se ha referido a la “singularidad prevista” en el artículo 7.3 y 7.4″, en el que “se reconoce expresamente a Euskadi algo que no se reconoce a otras Comunidades con la movilidad entre diferentes territorios para finalidades socioeconómicas”.

“Ese espacio normativo, reconocido expresamente en el Real Decreto de prórroga y en la orden del 9 de mayo, es el que ha ejercido el lehendakari a través del decreto que firmó el domingo. Es algo que veníamos reivindicando, reclamando, consideramos que es algo positivo y en lo que hay que continuar”, ha dicho.

REGRESO A LAS AULAS

Respecto a la vuelta a las aulas anunciada por la consejera Cristina Uriarte para el próximo día 18 para los alumnos 2º de Bachillerato y algunos cursos de FP, y paulatinamente el resto de alumnos que cambian de ciclo, Erkoreka ha explicado que en la fase 1 no se contempla “previsión alguna” que permita configurar un espacio autónomo de Euskadi en el proceso de apertura de las aulas.

“Hasta la fecha no, pero veremos cómo se articula esto por parte del Gobierno central. Con nosotros no ha compartido todavía el modo en el que tienen previsto articular jurídicamente el reconocimiento en su caso, de un espacio autónomo para la toma de decisiones a este respecto a la comunidad autónoma vasca”, ha señalado.

Preguntado sobre el rechazo que está teniendo el regreso a las aulas por parte de algunos sectores educativos, Erkoreka ha recordado la intervención del lehendakari, Iñigo Urkullu, en la Diputación Permanente del Parlamento en la que señaló que la propuesta del Gobierno Vasco “tentativa y gradual, supeditada a los criterios sanitarios” y “modulable en función de los requisitos y condiciones sanitarias establecidas”.

El Departamento vasco de Educación ha decidido que sean los centros educativos los que determinen “con criterios educativos y pedagógicos” cómo efectúan el regreso a las aulas. En este sentido, Erkoreka ha defendido que la consejera de Educación, Cristina Uriarte, ha insistido “permanentemente” en destacar la “autonomía de los centros educativos”. “Esta autonomía es relevante y la ha querido poner en valor para decidir cómo articular esta cuestión”, ha indicado.

También ha destacado que la “disposición” de la administración educativa es “total” y se están poniendo los medios para hacer efectivo el acondicionamiento, limpieza y desinfección de los centros educativos para que puedan ser utilizadas las aulas en los términos que integran la “propuesta” del Gobierno Vasco.

“La consejera lo ha dicho claramente: ha remitido su propuesta a todos los agentes educativos y se están produciendo los encuentros que prometió para contrastar estas cuestiones con los agentes educativos”, ha indicado.

Asimismo, ha defendido el “propósito pedagógico” de la propuesta del Gobierno Vasco, ya que hace referencia a unos alumnos que están próximos a superar un conjunto de hitos “fundamentales” en su proceso educativo como son los alumnos de 4º de ESO o 2º de Bachillerato y FP.

VUELTA A LA NORMALIDAD

También se ha pronunciado la consejera de Salud, Nekane Murga, sobre la vuelta a las clases para señalar que en este momento que “estamos empezando a dar pasos en una vuelta a la normalidad, a una desescalada, siempre hay que valorar el beneficio de todo aquello que cambiamos”.

En ese sentido, ha dicho que el sector de la educación “es un ámbito en el que hay que valorar quiénes son los que más se pueden beneficiar de acudir a reiniciar o retomar su actividad educativa, y por esos se han seleccionado determinados cursos”, con el compromiso de “poner todas las medidas para mantener el distanciamiento y reducir las posibilidades de contagio”. “Esta es la responsabilidad del sistema educativo y del Gobierno”, ha precisado.

Por su parte, ha indicado que “la responsabilidad de las familias es valorar individualmente si tienen algún motivo por el que creen que su hijo no debe acudir o tienen un riesgo especial en la familia”. “Yo siempre digo que juzgar individualmente a cada uno sus decisiones es muy complicado”, ha reconocido.

En su opinión “como colectivo debemos dar la oportunidad de prepararse a aquellos jóvenes que tienen un momento clave, como puede ser preparar la selectividad o terminar un ciclo educativo”.

Tras afirmar que “todo va a tener riesgos en los próximo meses”, ha dicho que “lo que tenemos que hacer es minimizarlo con medidas” y, en concreto, ha considerado que el ámbito educativo “es muy bueno para enseñar a nuestros jóvenes la disciplina social que hace falta”. “Que vayan a un centro y conozcan este tipo de medidas, que se las están dando en casa pero que se pueden reforzar en los centros educativos, puede tener valor”.