viernes, 14 mayo 2021 00:14

Discriminación por orientación sexual e identidad de género en el trabajo

La discriminación por orientación sexual e identidad de género sigue arraigada en el ámbito laboral y existe una normalización de los rumores o bromas sobre la diversidad sexual. Estas son algunas de las principales conclusiones de la investigación realizada en el marco del Proyecto Europeo Avanzando en la gestión de la diversidad LGBT en el sector público y privado (ADIM).

En el estudio, del que ha informado el Ministerio de Igualdad, participaron 8.557 personas, un 13,4% de las cuales se declaró LGTBI. Ha sido financiado por la UE y en él han participado 16 empresas y ocho universidades públicas de España y Portugal con el objetivo de buscar mejoras en el respeto y la inclusión de las personas LGTBI en ámbitos laborales.

El Proyecto Europeo Avanzado consta de una investigación, una guía y seis vídeos de promoción del respeto a la diversidad sexual y de género en el mundo laboral. Fue desarrollado en su momento por la Dirección General de Igualdad de Trato y Diversidad del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad de España, conjuntamente con la Comissão para a Cidadania e a Igualdade de Género del Gobierno de Portugal y el Grupo de Investigación Antropología, Diversidad y Convivencia de la Universidad Complutense de Madrid.

Entre otras cuestiones, en la investigación está el dato de que el 15% de las personas LGTBI ha evitado alguna vez eventos o espacios corporativos y que las situaciones discriminatorias pasan más desapercibidas entre empleados no LGTBI.

Asimismo, el estudio señala que una gran parte de personas LGTBI que son visibles en su vida personal se sienten obligados a ocultar esta faceta de su vida en su espacio laboral y que un 52% no es visible en su lugar de trabajo o solo lo es para determinadas personas. De hecho, otra conclusión es que solo el 55% de quienes tienen hijos e hijas se siente cómodo hablando de ello en el trabajo.

Según esta investigación, la imposibilidad de un desarrollo personal en libertad perjudica el desarrollo profesional; la ocultación de la vida familiar imposibilita el disfrute de ciertos derechos laborales; o que los trabajadores y trabajadoras LGTBI que no se sienten respaldadas experimentan un menor compromiso con la empresa y están menos realizados.

Por otro lado, el proyecto muestra que las empresas que trabajan la diversidad sexual potencian la creatividad y la innovación, aseguran el bienestar de las personas que trabajan en ellas y garantizan su mayor implicación. Contar con estas políticas de inclusión, aumenta la atracción del mejor talento, a la vez que la responsabilidad en todos los niveles de la empresa, genera unas políticas inclusivas que, a la larga, benefician social y económicamente a las empresas y la sociedad en su conjunto, según destaca.

El proyecto incluye una guía ADIM LGBT+ Inclusión de la diversidad sexual y de identidad de género en empresas y organizaciones. En la guía, accesible en español, portugués e inglés, además de poder consultar los principales resultados de la investigación, se ofrecen propuestas para reconocer y valorar la diversidad LGBTI en el ámbito laboral.

También presenta varios vídeos en los que se plantean motivaciones y sugerencias para abordar la realidad de lesbianas, gais, bisexuales, trans y otras personas pertenecientes al colectivo LGTBI en sus espacios de trabajo.