viernes, 25 junio 2021 05:42

Por qué no debes abusar del Trankimazin, el rey de los ansiolíticos

España es uno de los países donde más nos medicamos no sólo para el cuerpo sino para la mente. Los países occidentales tienen unas tasas preocupantes de trastornos psicológicos y eso deriva en una enorme eso de fármacos para mitigarlos. El Trankimazin es sin duda el rey de los ansiolíticos y somníferos. Perteneciente al grupo de las benzodiacepinas, su gran aceptación deriva en los pocos efectos secundarios que presenta, frente a los altísimos que tenían los antiguos barbitúricos. Sin embargo, su uso excesivo también provoca efectos adversos. Por eso te vamos a indicar por qué no debes abusar del Trankimazin.

Malos antecedentes

Aunque sólo sea por los malos antecedentes y pésimos datos que se dan en España, es motivación suficiente para no engrosar las estadísticas. Porque nuestro país lidera el abuso o el uso imprudente del Trankimazin y el Orfidal en Europa, según una encuesta a 22.000 personas en cinco países europeos. El 18% de los encuestados aquí habían consumido al margen del médico. España también lidera el consumo inapropiado de sedantes como el lorazepam (Orfidal), el diazepam (Valium) y el bromazepam (Lexatin).