miércoles, 12 mayo 2021 06:35

Barbate no limitará aforos en sus playas pero establece horario de apertura

El Ayuntamiento de Barbate (Cádiz) ha elaborado un Plan de Contingencia de Playas de cara a la apertura de las mismas en las siguientes fases de desescalada y para cuando se produzca el cese definitivo del Estado de Alarma, y ha anunciado que no limitará aforos, ni entradas o salidas, aunque sí podría establecer un horario de apertura y cierre.

En un comunicado, el alcalde de Barbate, Miguel Molina, ha explicado que el plan tiene “como único fin llevar a cabo el mejor servicio público de la forma más eficiente, teniendo en cuenta todos los parámetros y medidas según recogen las órdenes ministeriales”.

Entre las medidas solicitadas destaca el dotar de material de protección e informativo, mejorar las accesibilidad y no condicionar el estar al corriente de pagos con la Seguridad Social para acceder a las ayudas.

En la reunión virtual realizada con el Consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, se le hizo llegar la imposibilidad de dar cobertura legal, por parte de la Policía Local, a los más de 25 kilómetros de litoral. A pesar de disponer una Agrupación de Protección Civil “que está realizando un gran servicio, los voluntarios no deben de exponerse en estas labores, ya que no tienen potestad sancionadora”.

Por ello, el Ayuntamiento ha tomado la determinación de no limitar aforos, entradas o salidas, “ya que podría suponer un problema de orden público”. No obstante, tendrá en cuenta establecer un horario de apertura y cierre de playas, y estudia crear, bajo la tutela policial, la figura de vigilante de playa.

Por otro lado, se solicitará nuevamente a la Junta de Andalucía, que ya ha anunciado el reparto de ayudas y subvenciones en régimen de concurrencia competitiva para acondicionar las playas andaluzas, que tenga en cuenta “la excepcionalidad del municipio Barbate”.

“No estar al corriente de pagos con la Seguridad Social hace que sea imposible acceder a las citadas ayudas, por lo que se creará un agravio entre poblaciones, afectando a la ciudadanía en general”. Así, desde el Consistorio se ha pedido que se exima de esta condición, articulándose un mecanismo legal como la cesión directa, “para no privar a este municipio de las ayudas públicas anunciadas”.

Según Molina, “los establecimientos en dominio público marítimo terrestre están sufriendo y sufrirán una merma económica debido a la situación actual”. “Esta es una cuestión que se agrava aún más en la situación local, ya que estas concesiones administrativas o autorizaciones son con las que el Consistorio podía sufragar los servicios públicos de playas”, ha subrayado.

Por estos motivos, el Ayuntamiento ha solicitado una financiación pública directa para las administraciones locales, “con el fin de hacer frente a los servicios públicos”. Estas ayudas “deberían repartirse conforme a las necesidades de cada localidad y al espacio de playa”, y podrían cubrir la necesidad de más recursos humanos y materiales. Asimismo, se ha pedido un Plan de Empleo específico para cubrir estos servicios que se ofrecen a la ciudadanía.

En cuanto a las medidas higiénicas y de protección, el Consistorio ha solicitado la adquisición de los medios necesarios para la protección del personal, sin que salga de las arcas municipales, como ha ocurrido hasta la fecha.

De igual forma, se han pedido paneles informativos y material publicitario para concienciar a la ciudadanía de las nuevas medidas, y un sistema renovado de megafonía para todas las playas. Además, se ha solicitado también la ampliación de pasarelas para mejorar los accesos para personas mayores y personas con movilidad reducida.

Por último, el Ayuntamiento de Barbate ha preguntado a la Junta de Andalucía cuándo se va a saber el inicio de montaje de los establecimientos en DPM-T y si existirán prórrogas o exenciones de cánones, y se ha pedido que se amplíe el periodo de explotación de los establecimientos incluidos en el mismo plan.