martes, 11 mayo 2021 03:25

La plataforma hackeada en una charla abre una investigación

La plataforma Zoom que fue hackeada con la proyección de imágenes de pornografía infantil durante una charla online con la participación de mandos policiales ha abierto una investigación interna sobre este incidente “devastador y terrible”. Además, ha defendido su política de seguridad y la “reciente” actualización de diversas funcionalidades para incrementar la protección de sus reuniones.

“Este incidente es verdaderamente devastador y terrible. Nuestras políticas de uso prohíben explícitamente cualquier actividad o contenido obsceno, indecente, ilegal o violento en la plataforma”, han señalado fuentes de Zoom en declaraciones a Europa Press.

La charla telemática sobre ciberdelitos hackeada fue organizada por el Centro de Estudios Cardenal Cisneros y se había anunciado desde hacía días en redes sociales, invitando a que se siguiera de forma online a través de la plataforma Zoom, una de las que más crecimiento de usuarios ha experimentado con el confinamiento de la población para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

La Cardenal Cisneros había facilitado en redes sociales el enlace para seguir la conferencia ‘Ciberseguridad y privacidad en la Red’, en la que participaban Juan Antonio Rodríguez Sotomayor, teniente coronel jefe del Departamento de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO), y Miguel Ángel Cortés Ruberte, inspector de la Policía Nacional, entre otros.

Iniciada la charla, según informó ‘Vozpópuli’, los participantes vieron que la multipantalla sufría un ataque informático con el que se proyectaban imágenes explícitas de pornografía infantil, obligando a interrumpir las intervenciones entre la incredulidad y las muestras de indignación.

“En Zoom condenamos enérgicamente estos comportamientos y recientemente hemos actualizado diversas funcionalidades para ayudar a nuestros usuarios a proteger sus reuniones más fácilmente”, han defendido desde la plataforma.

En este sentido, recuerdan que han habilitado por defecto contraseñas para las reuniones y salas de espera virtuales de los usuarios en el programa K-12, así como para usuarios Free Basic y Single Pro. Para los primeros, además, se ha actualizado también la configuración de la pantalla por defecto para “asegurarse de que los profesores son los únicos que pueden compartir contenido en la clase”.

Otra de las medidas ha sido la adaptación del Zoom Meeting ID (el identificador de la reunión) para hacerlo “menos visible” y se ha lanzado un nuevo icono de seguridad en los controles de la reunión para “expulsar a participantes y cerrar las reuniones”. “Animamos a todos nuestros usuarios a reportar cualquier incidente de este tipo, tanto a Zoom como a las autoridades locales”, han indicado.

Fuentes policiales consultadas por Europa Press explicaron ayer que se puede imputar por estos hechos al responsable o responsables del hackeo un delito de exhibición de material pornográfico. En este sentido, advierten de que en las últimas fechas ha habido hackeos similares en otras charlas telemáticas similares en países como Argentina o Chile, en lo que se puede enclavar en una suerte de reto o gamberrada.