martes, 11 mayo 2021 18:50

Feijóo insiste en pedir la fase 2 para Galicia

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha ratificado que entre este lunes y este martes la Consellería de Sanidade pedirá el pase a la fase 2 para el próximo 25 de mayo, al tiempo que ha abogado por “seguir intensificando” las diferencias entre el rural y las ciudades a efectos de desescalada.

Así lo ha trasladado este domingo al presidente estatal, Pedro Sánchez, durante la décima videoconferencia de líderes autonómicos. En la rueda de prensa posterior, ha asegurado que los datos de la pandemia en Galicia “siguen reflejando una tendencia mejor” que habrá “que consolidar en próximas semanas”.

En vista de las cifras, puesto que este domingo hay 94 personas con COVID-19 en unidades de hospitalización (un 7,8 por ciento menos que 24 horas atrás) y 18 en las UCI (un 5,2 por ciento menos), Feijóo ha confirmado que solicitarán el pase a la fase 2, no sin antes volver a pedir al Ministerio que “cuanto antes” se conozcan los indicadores que las provincias deben cumplir para avanzar.

“Es preciso saber los indicadores porque mañana, o lo más tarde el martes, tenemos que presentar nuestra candidatura”, ha insistido, ya que las familias, las empresas y los trabajadores deben “saber qué tienen que hacer de hoy en ocho días”.

En cualquier caso, el informe de Sanidade para solicitar la fase 2 volverá a incluir la propuesta de que la movilidad de los ciudadanos esté permitida por toda la Comunidad y no se limite a la provincia. Para apoyar esta postura, ha citado los estudios epidemiológicos tanto del Ministerio como del Servizo Galego de Saúde (Sergas), cuyos primeros resultados desvelan que “98 de cada 100 o 99 de cada 100 gallegos no tuvieron contacto con el virus”. “No hay riesgo sanitario para movernos entre distintas ciudades y provincias”, ha insistido.

“ACEPTAR LAS PROPUESTAS DE GALICIA”

Durante la videoconferencia, Feijóo ha felicitado a Sánchez por “aceptar las propuestas de Galicia” en cuanto a la clarificación de la política de las rebajas –finalmente permitidas a partir de este lunes si no generan aglomeraciones–, la autorización de la caza y la pesca deportivas y la apertura de establecimientos de más de 400 metros cuadrados, aunque limitando la superficie a este máximo.

A ello ha añadido varias peticiones, entre ellas que el Gobierno “reconsidere” la salida de los niños a la calle, de modo que sean los dos progenitores en lugar de uno solo los que puedan ir con ellos a jugar o a pasear; y que elimine la limitación de no poder salir del ayuntamiento para practicar deporte individual. “Si se puede ir de un municipio a otro municipio para ir a una terraza, esto nos parece razonable”, ha expresado.

Además, Feijóo ha insistido en que “la pieza del rural tiene que ser distinta a la urbana” en cuanto a la desescalada, tal y como ya lo planteó el sábado a la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, en una conversación telefónica.

En este sentido, el presidente gallego ha saludado la decisión de dejar sin efecto las franjas horarias de los paseos en ayuntamientos de menos de 10.000 vecinos. “No puede ser que un núcleo de 10.000 habitantes tenga el mismo requisito de franja horaria que el centro de Madrid”, ha sostenido.

No obstante, Feijóo ha lamentado que mientras el mando único “regula con minuciosidad excesiva” algunas cuestiones, “no quiso regular con un mínimo común denominador” los asuntos educativos, lo que da lugar a que haya “17 criterios” en toda España.

“Eso va a impactar en el fracaso escolar y en la igualdad de los alumnos de unas comunidades y de otras”, ha augurado, para urgir a que se adopte “de forma inmediata” un criterio único. “Lamentamos que esto no forme parte de las cuestiones importantes”, ha agregado.

INGRESO MÍNIMO VITAL

Acerca del ingreso mínimo vital que prepara el Gobierno, Feijóo ha valorado que la Xunta “está de acuerdo siempre y cuando se haga unido a la renta que coordinan las comunidades autónomas” y si va ligado a “la inclusión laboral”: “Lo que quiere la gente no es caridad, lo que quiere la gente es trabajo”.

En este contexto, la censurado una carta recibida “hace unos días” por el Ejecutivo estatal en la que pedía que la Xunta “identificase” los 10.000 receptores de la renta de inclusión social de Galicia (conocida como Risga) y “que les comunicase que solicitasen” esa renta mínima.

“Le trasladamos una cierta incertidumbre de estas instrucciones, toda vez, primero, que es necesaria la autorización de todas estas personas para poder notificar sus datos personales a otra Administración; y, segundo, que es muy difícil decirles que renuncien a la Risga y que soliciten esta renta mínima que desconocen cuál es la cuantía, sus condiciones y su duración”, ha añadido.

ESTADO DE ALARMA

Sobre la prórroga del estado de alarma de un mes que el Ejecutivo de Sánchez prevé llevar esta semana al Congreso, y que se encontrará de entrada con el ‘no’ del Partido Popular, el titular de la Xunta ha reiterado su apuesta por una legislación sanitaria específica que no “limite” derechos a los ciudadanos y que permita actuar “ante posibles rebrotes y complicaciones” de la pandemia.

A pesar de que Sánchez les trasladó a los líderes autonómicos que la nueva alarma estaría “muy modulada”, “no concretó si va a ser asimétrica” por comunidades. “De eso no habló ni concretó nada”, ha respondido, al ser preguntado sobre si en Galicia el estado de alarma se podría levantar antes.

Así, en vista de la intención del Ejecutivo central es adoptar una nueva normativa sanitaria “en un mes”, Feijóo ha esgrimido que si no se hizo antes fue porque no hubo “voluntad política”.

“Es una pena que durante las últimas doce semanas no trabajásemos en esta legislación específica, lo cual significa que si hubiese voluntad política no se necesitaría el estado de alarma, por lo menos en las últimas semanas”, ha dicho.