miércoles, 12 mayo 2021 02:11

El Gobierno negocia con los grupos prorrogar el estado de alarma pero hasta el martes no concretará su duración

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, han justificado este domingo la necesidad de una nueva prórroga del estado de alarma, que esperan sea la última y fue anunciada por el presidente del Gobierno para un tiempo aproximado de un mes más. Su duración exacta -exigida por la Ley para poder ser aprobada en Congreso- no se conocerá sin embargo hasta el martes, cuando se apruebe su propuesta formal por parte del Consejo de Ministros.

En cuanto a los apoyos políticos que requiere la medida, Montero ha reconocido que durante los últimos días el Ejecutivo viene dialogando con todos aquellos que no se autoexcluyeron de esta negociación, que son PP y VOX, y que lo seguirán haciendo hasta el próximo miércoles, que será cuando el presidente Pedro Sánchez defenderá su conveniencia en el Pleno de la cámara baja. Ha añadido que el texto contará con todas las “garantías y parabienes” jurídicos.

A lo largo de la rueda de prensa telemática ofrecida este domingo, ambos ministros han defendido que las cifras de la epidemia tienen una tendencia positiva pero “persisten riesgos que hay que controlar” y por ello son necesarias limitaciones como las de circulación, pues la movilidad es el mayor factor de riesgo de propagación del virus que causa el covid-19. “Esperamos que los grupos políticos contribuyan con su voto a que podamos seguir recorriendo la desescalada, es lo que la población espera”, ha manifestado Montero.

“Valoramos muy objetivamente los mecanismos de cogobernanza”, ha señalado Illa por su parte, tras recordar que como ya anunció este sábado Pedro Sánchez las autoridades delegadas quedan reducidas al ministerio de Sanidad. Su prioridad como ministro, ha añadido, seguirá siendo la de “salvar vidas y, salvando vidas, salvar empresas y la economía”.

Para Illa, la prudencia ha sido la mejor consejera que hemos tenido en los últimos meses, y por ello es importante que “cada paso que demos será un paso seguro”. Lo prudente por ello es prolongar el estado de alarma hasta el final del proceso, ya que este instrumento jurídico “no es un pograma político, sino una necesidad vigente hasta que no tengamos mayor control de la epidemia”.

Además, la ministra Montero ha destacado el clima de cordialidad presente en la décima conferencia celebrada este domingo entre Sánchez y los presidentes autonómicos, “que permite establecer las prioridades, donde se han expresado preocupaciones sobre la vuelta a la normalidad, turismo o marcha del curso escolar. “Ha sido patente la sensibilidad del Gobierno con las peticiones de las comunidades atutónomas, y así se ha visto en las sucesivas prórrogas del estado de alarma y en las órdenes ministeriales”, ha concluido.