martes, 18 mayo 2021 08:59

Madrid y Barcelona podrán abrir mañana sus lugares de culto con un 30% del aforo aunque sigan en fase 0

Las regiones de España que siguen en la fase 0 -Comunidad de Madrid, el área metropolitana de Barcelona y parte de Castilla y León- podrán abrir sus lugares de culto con un 30% del aforo desde este lunes 18 de mayo, aunque no cambien de fase. Se trata de una de las medidas de flexibilización publicadas por el Gobierno, dentro del plan de desescalada en la lucha contra el coronavirus Covid-19.

También podrán abrir con estas condiciones los lugares de culto de las provincias que pasan a fase 1, como las provincias de Albacete, Ciudad Real y Toledo, en Castilla-La Mancha, o las provincias de Málaga y Granada, en Andalucía. Por su parte, las islas de Formentera, en Baleares, y La Gomera, El Hierro y Graciosa, en Canarias, podrán abrir con un 50% de aforo al pasar a la Fase 2.

Aunque muchos lugares de culto no habían cerrado sus puertas durante el estado de alarma, porque no lo establecía así el decreto del 14 de marzo, sí habían suspendido las misas con fieles.

Las Iglesias de Madrid y Barcelona se estaban preparando ya desde hace días para la posibilidad de volver al culto público y en sus páginas web comunican que se retomarán las misas con un tercio del aforo, al mismo tiempo que ruegan a todos los fieles católicos “que extremen las precauciones de prudencia” a fin de evitar un rebrote de la pandemia.

En este sentido, la diócesis de Madrid recuerda que se mantiene la dispensa del precepto dominical y sugiere a personas de riesgo, mayores y enfermos “que se queden en casa y sigan las celebraciones por los medios de comunicación o Internet”.

En todo caso, para todos aquellos fieles que acudan estos próximos días a misa, el obispado de Madrid precisa que, para evitar aglomeraciones, “se van a organizar la apertura y el cierre de las iglesias” y se aumentará el número de celebraciones, si es necesario y posible.

Será obligatorio que los fieles usen mascarilla, las pilas de agua bendita continuarán vacías y se ofrerá gel desinfectantes. Además, el gesto de paz se sustituirá por uno sin contacto; se recomienda recibir la comunión en la mano; se evitarán los coros, reduciendo la música a un solo cantor; no se distribuirán hojas parroquiales, y el cestillo de la colecta no se pasará durante el ofertorio, sino a la salida de misa.

El Arzobispado de Madrid ha preparado unos carteles con las medidas clave para que las parroquias puedan colocarlos en sus tablones de anuncios y en sus accesos.

También se podrá celebrar misa con público en el área metropolitana de Barcelona, aunque se mantenga todavía en fase 0, con la condición de no superar un tercio del aforo de las iglesias, así como en otras zonas de la Archidiócesis que pasan a la fase 1.

“Ya desde ahora agradecemos la generosidad y eficaz colaboración de todos para poder reiniciar el culto público, al mismo tiempo que damos las gracias a Dios por esta buena noticia”, ha subrayado la Archidiócesis de Barcelona en un comunicado. Si bien, ruegan “a todos los fieles católicos que extremen las precauciones de prudencia a fin de evitar un rebrote de la pandemia”.

De igual manera, desde la secretaría general del Arzobispado de Toledo se ha editado un cartel informativo que recoge todas las pautas a seguir para la asistencia a las próximas celebraciones eucarísticas y litúrgicas. Entre estas indicaciones destacan “traer de casa la mascarilla puesta y las manos lavadas”, así como llegar al templo “con tiempo” para la organización del aforo y comulgar “preferiblemente en la mano”.

Por su parte, la Iglesia de Albacete ha publicado un vídeo en sus redes sociales en el que comparte con los feligreses todas las recomendaciones para asistir a misa desde este lunes. Asimismo, recuerda que la dispensa del precepto de asistencia dominical sigue vigente en esta fase.

JUDÍOS, EVANGÉLICOS Y MUSULMANES

También podrán abrir las sinagogas de las provincias que pasan a Fase 1 y las que se quedan en Fase 0 con un 30% del aforo. Desde la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) han recomendado llevar mascarillas, hacer rezos diarios más breves, organizar la entrada y la salida de los fieles y ofrecer gel desinfectante para evitar la propagación del coronavirus COVID-19.

Mientras, la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE) ha recomendado a las iglesias evangélicas que limiten el culto al domingo, repartirán mascarillas a los asistentes y pondrán señales en los bancos de los templos para mantener la distancia de seguridad, durante la desescalada.

Por su parte, desde la Comisión Islámica de España precisaron que no retomarán los rezos comunitarios en las mezquitas españolas hasta la fase 3, en la que no se encuentra todavía ninguna provincia, y han suspendido hasta ese momento todas aquellas actividades religiosas que implican aglomeración, incluida la oración comunitaria de la fiesta del fin del Ramadán (Id Al-Fitr).