jueves, 6 mayo 2021 23:03

Europol detecta un auge de la actividad criminal en la red

Europol ha señalado este lunes que ha detectado un auge de la delincuencia en la red y de los ciberataques durante el coronavirus, fruto de la adaptación de las organizaciones criminales a la realidad del confinamiento.

Según ha explicado su directora, Catherine de Bolle, en una comparecencia en el Parlamento Europeo, desde el inicio de la emergencia sanitaria se ha producido una tendencia al alza en los crímenes contra la propiedad y los ciberataques, algo que atribuye al incremento de la actividad ‘online’ y en especial de las compras por Internet.

“El coronavirus nos ha cambiado nuestras vidas, hemos incremento nuestra vida en el mundo ‘online’ y lo mismo han hecho las redes criminales. Han explotado la situación generando riesgos en el mundo ‘online'”, ha señalado ante la Eurocámara.

La Oficina Europea de Policía ha identificado mayor incidencia de las estafas por Internet, conocidas como ‘phising’, con las que se sustrae dinero de un cliente haciéndose pasar por una empresa, y de casos de amenazas informáticas, o ‘malware’, que se infiltran a través de herramientas de videoconferencias y que han buscado poner en riesgo infraestructuras sanitarias.

AUMENTO DE LA PEDOFILIA

Asimismo, De Bolle ha indicado que las redes criminales que operan en Europa son las mismas que actuaban antes de la pandemia pero han adaptado su actividad a las nuevas circunstancias. Por ello, ha alertado de que ante la mayor actividad en Internet de los menores se ha producido un auge de la pedofilia en la Red.

Los estados miembro han detectado un aumento, han bloqueado más sitios web y Europol ha identificado más casos a través de sus rastreos, ha indicado la directora de la oficina europea. “Los niños están más expuestos, menos seguros. Hemos comenzado campañas de información para aumentar la conciencia tanto de los niños como de los padres”, ha señalado.

Así, la directora de Europol considera que con el fenómeno de la educación a distancia también existe más actividad ‘online’ poco protegida y eso genera “más ventanas abiertas para los ciberdelincuentes”.

MENOR TRÁFICO DE PERSONAS

También ha advertido de que en el contexto de la pandemia se ha producido un aumento de falsificaciones de medicamentos, incluso de los propios ingredientes, pero también de test de detección falsos que se han vendido por Internet.

Sobre el tráfico de personas, Europol considera que se ha reducido algo la actividad debido a los estrictos controles fronterizos impuestos en Europa por la emergencia sanitaria. Eso si, advierte De Bolle de que las mafias se adaptan y se emplea más la vía marítima, como se ha detectado con la llegada de migrantes a las islas Canarias o al Mediterráneo central.

Con respecto al narcotráfico, existe menos disponibilidad y hay menor distribución de droga, pero eso afectará al escenario después del confinamiento, avisa De Bolle. Si bien, ha recordado que el decomiso de sustancias como cocaína no ha dejado de crecer desde 2015, e incluso se han intentado introducir la droga entre material sanitario durante la crisis.