martes, 18 mayo 2021 01:25

¿Cómo quitar la humedad en casa en tiempos de confinamiento?

Las humedades se pueden producir en cualquier momento en tu casa u oficina. Son comunes en aquellos lugares en donde la humedad relativa es elevada, si la ventilación no es buena, en periodos con mucha lluvia o si la impermeabilización de la terraza no es adecuada.

Existen muchos trucos que puedes probar para quitar la humedad, pero si el problema está muy avanzado, deberías contar con profesionales, como los que encontrarás en esta web.

Esta empresa es Humitat-stop y utiliza un método revolucionario para acabar con estas temidas humedades: mediante ondas electromagnéticas. Estas ondas actúan contra las humedades por capilaridad, despolarizando las moléculas de agua y evitando que asciendan hasta convertirse en humedades.

Este sistema es muy fácil de instalar (incluso lo podemos hacer por nuestra cuenta), es económico, rápido (en un mes habrás acabado más del 60% de la humedad) y está aprobado por el ICNIRP como un sistema completamente seguro para cualquier ser vivo de los alrededores.

En las siguientes líneas encontrarás otros trucos que pueden ayudarte con tu problema.

Trucos para quitar las humedades de tu casa

Vinagre blanco

Si la humedad no está muy extendida, el vinagre blanco puede ser la solución que buscas.

Lo único que necesitas es diluir 125 ml de vinagre blanco en 62 ml de agua y colocar todo en una botella con atomizador. Agita bien el frasco y apunta directamente a la humedad.

Ahora tan solo tendrás que esperar a que se seque, pero asegúrate de ventilar las ventanas (al fin y al cabo, el vinagre no tiene un olor demasiado agradable).

Este remedio también te puede servir si las manchas de humedad son demasiado pronunciadas; en este caso, no diluyas el vinagre, sino que puedes aplicarlo directamente.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio también puede ayudarte con el problema, y tiene la ventaja de ser un producto que no afectará a la calidad de la pared. Neutraliza los malos olores y, gracias a sus propiedades antifúngicas y antibacterianas, es una buena solución para la humedad.

Tan solo tendrás que aplicar un poco de este compuesto directamente sobre la humedad, y usar un cepillo para conseguir que penetre lo máximo posible. Deja que actúe durante un par de horas y retíralo.

Si tienes problemas de humedades en un armario, una interesante solución es rellenar un par de frascos con bicarbonato de sodio y dejarlos dentro.

Bórax

Finalmente, también puedes probar con el Bórax. Hay que tener cuidado con este producto, ya que es algo agresivo (aunque no tanto como muchas soluciones con lejía que circulan por la red).

Antes de nada, ponte guantes. Introduce una cucharada en 2L de agua y remueve hasta conseguir una masa consistente. Aplica en la zona afectada y deja que repose unos 30 minutos. Usa un paño para eliminar el producto y cualquier exceso de humedad.

Todos estos métodos pueden servirte para quitar las humedades, pero te recomendamos que confíes en expertos y que pruebes con el sistema de ondas electromagnéticas de Humitat-Stop.