sábado, 8 mayo 2021 13:38

Urkullu niega ocultar repercusiones económicas y dice que la situación es “cruda y va a ser dura”

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha negado que el Gobierno vasco esté ocultando las repercusiones económicas derivadas de la pandemia del coronavirus, y ha asegurado que la situación es “cruda y va a ser dura”.

Urkullu ha hecho esta alusión a la situación económica en el trascurso de la rueda de prensa ofrecida en Vitoria, tras un Consejo de Gobierno extraordinario, para anunciar la celebración de elecciones autonómicas el próximo 12 de julio.

El Lehendakari ha manifestado, en respuesta a preguntas de los medios de comunicación, que el Gobierno no está evitando aclarar la magnitud de la crisis económica y ha afirmado que “la situación es dura”. “Es dura y va a ser dura”, ha asegurado.

Ante esta coyuntura, ha indicado que se ha reunido el Órgano de Coordinación Tributaria, se está realizando el ejercicio de la previsión de recaudación que podría caer en torno a 3.000 ó 3.500 millones este ejercicio, y el 70% de esa recaudación va a afectar a los recursos del Gobierno Vasco.

Asimismo, ha aludido a las previsiones del Banco de España, del BCE o del FMI, y ha destacado que estos dos últimos organismos internacionales ofrecen estimaciones con una “caída mayor” del PIB que las del Gobierno central.

En relación a Euskadi, donde se prevé una caída del PIB del 3,6% este año y la destrucción de 17.000 empleos, Iñigo Urkullu ha señalado que van a analizar los datos del Banco de España, que prevé una caída entre el 9,5% y el 12,4% este año en el conjunto del Estado, y también evaluarán el descenso en el Índice de Producción Industrial y el impacto que puede tener la caída de este índice en Europa.

SITUACIÓN CRUDA

En este sentido, ha insistido que ello “le lleva a decir que la situación es dura, va a ser muy dura”, y ha recordado que hay alrededor de 193.000 personas en ERTEs y que fue el primero que en la videconferencia de presidentes planteó el modelo alemán de ERTEs para el Estado.

“Hemos sido también los que hemos planteado la prórroga de ERTEs por causa de fuerza mayor hasta el 30 de junio, pero he sido también quien ha propuesto que, no solo por razones de fuerza mayor, sino por causas operativas también”, ha añadido.

Por lo tanto, ha asegurado que la situación es “cruda” y, por ello, plantea como tercera razón para convocar las elecciones el 12 de julio la socioeconómica, para que, “cuanto antes, haya un Parlamento que disponga de todos los recursos y un Gobierno, el que sea, constituido para hacer frente a esta situación, con unos presupuestos, los del año 2020, que han de ser adecuados y con una elaboración de unas directrices económica-presupuestarias y un anteproyecto de Presupuestos para 2021 cuanto antes”.

Por lo tanto, ha afirmado que su Gobierno es “consciente de esta situación”. “¡Cómo el Lehendakari no va a ser consciente de la situación si hace diez días celebraba una reunión de la mesa socioeconómica!”, ha destacado.

El Lehendekari ha indicado que el Gobierno no está “ocultando nada” y ha recordado que es su Ejecutivo es el que facilita los datos de ERTEs o de caída de la recaudación, o el que está planteando un plan de choque, el fondo Covid-19. “Nada de ocultar, si a mí se me conoce es porque intento decir siempre la verdad, sea una verdad que satisfaga los oídos o que muestre con crudeza la situación y, en este momento, la situación es de crudeza”, ha reiterado.

Preguntado por una previsión actualizada del PIB vasco y de pérdida de empleo, ha manifestado que, cuando hablan de “angustia” en esta situación, aluden a razones sanitarias y socioeconómicas.

“La angustia por lo que es el futuro, tanto por razones de salud, como por razón de empleo. Junto con la angustia, está la ansiedad por una vuelta ‘a la normalidad’ en cuanto a la vida social, y eso hay que hacerlo con mucha prudencia y rigor”, ha manifestado.

EMPLEOS

Sobre la vida laboral, ha hecho alusión a que se han perdido alrededor de 20.000 o 25.000 empleos, y ha mostrado su preocupación porque un tercio de los empleos perdidos puedan afectar a jóvenes, que “además contaban con un trabajo temporal”.

“Por eso la insistencia que yo he hecho en los últimos años de más o mayor y mejor empleo, afrontando también la precariedad laboral. Tenemos que ser conscientes de toda esta situación y no es cuestión hoy de decir cuáles son los datos, si los venimos diciendo todos los días”, ha concluido.