martes, 11 mayo 2021 19:56

Aragón trabaja en sistemas de comunicación rápida para que los sanitarios puedan pedir ayuda

El gerente del Servicio Aragonés de Salud (Salud), Javier Marión, ha afirmado que se está trabajando en sistemas de comunicación rápida para que los sanitarios puedan pedir ayuda en caso de sufrir una agresión. Así lo ha indicado después de que, a principios de este mes, una enfermera y una médico fueran apuntadas con una pistola por un paciente al acudir a su domicilio a prestarle atención domiciliaria, en la localidad turolense de Burbáguena.

En una rueda de prensa, este martes, Marión ha señalado que, entre otras cosas, se están probando sistemas de comunicación rápida para pedir auxilio o para que se conozca que están pasando en una situación complicada en casa de un paciente.

No obstante, ha mencionado que estos métodos no son fáciles: “Llevamos tiempo probando varias de las soluciones, algunas en colaboración con la Policía Nacional, y poco a poco imagino que dispondremos de esas medidas para que se vayan extendiendo para todos nuestros profesionales que las puedan necesitar”.

Ha lamentado que las agresiones a profesionales se producen “de manera repetida, por desgracia, en los últimos años”. Por eso, hay unos protocolos establecidos para cuando se produce una agresión “y también se lleva ya tiempo trabajando en medidas para facilitar soluciones ante situaciones de este tipo”.

“No entendemos que sea razonable que cada vez que un profesional va a casa de un paciente del que no se conoce que sea problemático o que tenga una situación especial, tengan que ir acompañados de protección”, ha comentado.

Ha matizado que eso sí se hace “cuando los profesionales conocen al paciente o conocen la casa en la que vive y hay razones suficientes para pensar que pueda haber un problema”. En estos casos, los sanitarios pide un acompañamiento, que se produce por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Javier Marión ha aprovechado para mandar unas palabras de ánimos a las dos profesionales que sufrieron la agresión. “Es una situación complicada, es un susto importante, y desde aquí mandarles palabras de ánimo, además de poner a disposición toda la capacidad del Salud para que consigan superar la situación y se reincorporen lo antes posible de manera satisfactoria a su puesto de trabajo”, les ha dicho.