miércoles, 12 mayo 2021 02:05

CyL propone la Fase 2 para las 26 zonas que primero avanzaron

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha propuesto al Ministerio que lleguen a Fase 2 las 26 zonas que primero avanzaron en la desescalada en la Comunidad el pasado 11 de mayo, una medida que se ha sumado a la intención de la Administración regional de que toda la región pase a Fase 1 a partir del próximo lunes 25 de mayo.

Así lo ha avanzado Casado en la rueda de prensa en la que ha analizado los datos de contagios por COVID-19 en la Región, en la que ha recordado que Castilla y León envió el pasado lunes su propuesta de desescalada en la que se incluye el paso a la Fase 1 de todas las zonas básicas de salud de la Comunidad después de analizar los criterios epidemiológicos y sobre protocolos, contagios, vigilancia, equipos de protección y PCR.

No obstante, ha señalado que el jueves la Junta mantendrá la reunión bilateral en la que se analiza la propuesta y en la que se analizará de forma conjunta si Castilla y León cumple los criterios para avanzar en la desescalada.

De ser aprobada toda la Comunidad pasaría a Fase 1 el próximo lunes y 26 zonas de salud que abarcan a 53.509 habitantes pasarían a Fase 2.

Se trata de Muñico, en Ávila; Sedano, Valle de Losa, Pampliega, Espinosa de los Monteros, Valle de Mena y Quintanar de la Sierra, en Burgos; Truchas, Matallana de Torío y Riaño, en León; Torquemada, en Palencia; Robleda, Lumbrales, Aldeadávila de la Ribera y Miranda del Castañar, en Salamanca; San Pedro Manrique, en Soria; Alaejos, Mayorga y Esguevillas, en Valladolid; y Alta Sanabria, Carbajales de Alba, Tábara, Corrales del Vino, Villalpando, Santibáñez de Vidriales y Alcañices, en Zamora.

Casado ha insistido en que no ha recibido presiones para hacer esta nueva propuesta y ha asegurado que se siente “más cómoda” al ver que epidemiológicamente las cosas “no han cambiado”. “Si no hay ningún desastre lo normal es pasar de fase con tranquilidad y muchas vigilancia”, ha señalado.

En este sentido ha señalado que no se plantea imponer limitaciones en el avance de fase en ninguna zona básica de salud, aunque ha explicado que, en el caso de que haya concentración de posibles casos se podría restringir la posibilidad de reuniones de 10 personas en sitios cerrados.

La consejera ha explicado se que mantiene el criterio de permanecer 14 días en cada Fase y ha defendido que haber esperado dos semanas para llegar al primer paso de la desescalada ha posibilitado que ahora Castilla y León avance de forma “prudente” con la posibilidad de detectar “nuevos casos”.

Por último, ha aconsejado a la población que eviten aglomeraciones dada la importancia de la distancias social. “No hay que bajar la guardia, el coronavirus sigue circulando, es importante tomar las medidas de protección, no debemos perder respeto al virus”, ha aseverado.

NORMALIDAD EN HOSPITALES

Casado ha avanzado además que ya se trabaja en retomar la normalidad en el sistema sanitario con la apertura de quirófanos, pruebas diagnósticas y consultas externas. Así, ha detallado que el 50 por ciento de los quirófanos funcionan, una cifra que se prevé incrementar en próximos días siempre “con precaución” y con el mantenimiento de los circuitos COVID.

Así, ha informado de que se aborda ya un Plan Estructural en todos los hospitales que contempla la extensión de UCIS si fuera necesario, aunque ha garantizado que los hospitales no tienen problemas de capacidad ni de camas actualmente.

“Tenemos que ir con cautela y abordar un plan de contingencia para desescalar”, ha defendido, tras lo que ha insistido en que, por el momento, se recomienda no acudir a los centros de Atención Primaria y dirigirse a este servicio de forma telefónica o a través de la aplicación Sacyl Conecta.