martes, 13 abril 2021 07:27

Ribó rechaza compra masiva de mascarillas pero hará los test

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha asegurado este jueves que el Ayuntamiento de la ciudad hará los test de detección de la Covid-19 que “ordene la autoridad sanitaria” y ha descartado así realizarlos de manera general, al igual que una compra masiva de mascarillas para toda la población.

Ribó se ha pronunciado de este modo en el pleno ordinario de mayo celebrado esta jornada en el consistorio, en respuesta a las cuestiones que le han formulado al respecto, en el turno de ruegos y preguntas, desde Vox y el PP.

El primer edil ha comentado que la realización de test generalizados a la población no es competencia del consistorio y ha apuntado que “lo que se tiene que hacer es lo que se hace controlado por las autoridades sanitarias”.

Igualmente, ha indicado que hay que tener en cuenta, si la administración local hiciera esas pruebas, quién los hace y qué se hace con los resultados. “Cada uno que haga lo que le toca”, ha manifestado, a la vez que sobre las mascarillas ha rechazado “gastar 24 millones euros” para que luego estos productos “no tengan la calidad suficiente, como pasó en Madrid”.

“Tenemos previsto hacer los test que orden la autoridad sanitaria”, ha expuesto, tras lo que se ha negado a realizar los que son como “tirar una moneda al aire” y “lo que no suponga fiabilidad”.

De este modo, Joan Ribó ha insistido en la decisión de “hacer PCR en aquellos sitios que mande la autoridad sanitaria municipal” y ha destacado que “en este momento son cero las personas con coronavirus en el Ayuntamiento de Valencia”.

A este respecto, el responsable municipal ha agregado que en el consistorio se han hecho “test a todos los trabajadores municipales que han manifestado problemas” y ha resaltado que las pruebas se han realizado “por prescripción médica”.

SERVICIOS SOCIALES

Por otro lado, en el pleno, que se ha iniciado con un minuto de silencio en recuerdo de todas las víctimas de la pandemia de la Covid-19, se ha acordado ante la crisis sanitaria y social generada por esta enfermedad continuar desarrollado en Valencia las acciones necesarias para garantizar la cobertura en la ciudad de los servicios sociales necesarios.

Esta asistencia se hará mediante los mecanismos que establece la normativa autonómica y municipal relativa al Sistema de Servicios Sociales municipales de atención primaria como son las prestaciones económicas de emergencia o la renta básica de inclusión para dotar a las personas de unos ingresos mínimos, con el fin de cubrir sus necesidades de manera autónoma mientras no cuentan con ingresos propios suficientes.

Además, se ha decidido reconocer el trabajo de las entidades y colectivos del tercer sector, así como otras iniciativas privadas, relativas a la organización de acciones de atención a las diversas necesidades de las personas y las familias en situación de vulnerabilidad.

Estos acuerdos se han adoptado a partir de la moción alternativa planteada por la concejala de Servicios Sociales, Isabel Lozano, a la iniciativa presentada por el edil Cs Javier Copovi “para que el Ayuntamiento organice y coordine una campaña de recogida de alimentos, con el tejido asociativo de la ciudad” y “una red de apoyo para todas las familias que lo necesitan”.

Cs instaba también a “la coordinación entre los recursos municipales y las distintas organizaciones no gubernamentales que colaboran en el mencionado reparto”, algo que según Lozano “ya se hace en la actualidad”. La alternativa de la titular de Servicios Sociales ha contado con el respaldo del equipo de gobierno, PSPV y Compromís; de PP y Cs, mientras que Vox se ha abstenido.

Desde el PP, Marta Torrado ha destacado el número de personas que están sufrido la crisis generada por el coronavirus y ha agradecido la tarea de entidades y plataformas vecinales, además de reclamar la apertura de los Centros Municipales de Servicios Sociales y el incremento de recursos”. Lozano ha afirmado que esa apertura se está preparando.