viernes, 16 abril 2021 10:29

Podemos propone reorientar la cooperación internacional y condonar intereses de deuda en 2020 y 2021

El Grupo Parlamentario Confederal de Unidas Podemos ha registrado en la Comisión de Cooperación Internaciona una proposición no de ley en la que pide reorientar la cooperación internacional para hacer frente a los desafíos de la pandemia de Covid-19 y, entre otras cosas, pide condonar los intereses de la deuda a los países que lo necesiten durante los años 2020 y 2021.

La proposición, recogida por Europa Press, habla de impulsar “mecanismos internacionales que permitan a los países que así lo necesiten desatender, durante los años 2020 y 2021, sus obligaciones de deuda bilateral, multilateral y privada”, pero condicionándolo a que estos recursos se usen para la financiación de la lucha contra la pandemia y sus consecuencias socioeconómicas.

Unidas Podemos advierte de que el impacto de la pandemia en los países empobrecidos “puede ser catastrófico”. Aunque son sociedades más jóvenes, explica, la fragilidad de sus sistemas de salud y otros serios problemas sanitarios “vaticinan un riesgo de colapso” sanitario que perjudicará sobre todo a los más vulnerables.

Además, subraya que el sobreendeudamiento de los Estados y las debilidades estructurales de sus instituciones “limitarán severamente la capacidad de gestión de una crisis de esta magnitud”. Sistemas sanitarios precarios, economías muy informales que pueden verse muy afectadas por el distanciamiento social, sistemas de protección social precarios y economías empobrecidas son factores de riesgo para muchos países, explica el texto.

Y, por estas circunstancias, estos podrían dificultar la lucha a nivel global contra la pandemia, en tanto podrían constituirse como focos activos de la misma, que dificulten su reversión y control a nivel global.

En este contexto, Unidas Podemos propone priorizar coyunturalmente los proyectos de cooperación centrados en la atención de las personas y colectivos con mayor vulnerabilidad ante los efectos de la pandemia y sus consecuencias: mujeres, niñas y niños, enfermos y personas dependientes, personas mayores, refugiados y refugiadas, desplazados y desplazadas, migrantes, colectivos cultural, étnica o racialmente vulnerables y sectores sociales en condiciones de exclusión social.

Para ello, propone que la Administración haga un estudio pormenorizado para valorar el impacto de la pandemia de Covid-19, en relación a una nueva visión estratégica del modelo estatal de la cooperación al desarrollo.

Además, pide que España se comprometa a hacer una contribución significativa al llamamiento realizado por las Naciones Unidas (2,5 billones de dólares) para hacer frente al impacto de la pandemia sobre los países empobrecidos.

También pide avanzar hasta el 0,7 por ciento de la Renta Nacional Bruta de inversión en Cooperación Internacional al Desarrollo. Tanto PSOE como Podemos llevaban en sus programas electorales alcanzar el 0,5 por ciento al final de la legislatura –desde el 0,2 por ciento actual–.

Además, pide promover o apoyar la creación de un plan internacional para fortalecer los sistemas sanitarios de los países más empobrecidos del mundo, incluyendo la contratación de personal y tener acceso a materiales médicos, farmacéuticos, de diagnóstico y de protección individual que requieran.