jueves, 21 enero 2021 10:59

El Parlamento catalán acuerda no subir el sueldo de los diputados

La Mesa del Parlamento de Cataluña ha acordado este martes no implementar finalmente el incremento de sueldo del 1,1% de los diputados que estaba previsto en los presupuestos de la Cámara para 2020, algo que se ha aprobado por unanimidad, han informado fuentes parlamentarias.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, lanzó esta propuesta hace dos semanas, argumentando que esta subida de sueldo no debía hacerse efectiva teniendo en cuenta el impacto social y económico generado por la pandemia del coronavirus.

Las mismas fuentes han recordado que la Cámara catalana entregó al Tesoro de la Generalitat más de dos millones de euros para contribuir en la lucha contra la pandemia, correspondientes al remanente del presupuesto de 2019 del Parlament.

Este incremento de sueldo se incluyó en los presupuestos de la Cámara: el primer proyecto de cuentas, que rechazó el pleno, proponía un aumento del 1,75%, y finalmente se aprobó este 1,1%, tras desacuerdos también centrados en el 40 aniversario del Parlament.

Por su parte, el grupo de Cs en el Parlament ha reiterado su propuesta que ya llevó a la Cámara en el mes de abril de modificar las estructuras de los salarios de los diputados, y que la parte correspondiente a las dietas se vaya eliminando progresivamente y pase a tributar como el resto del sueldo.

40 ANIVERSARIO

Además, la Mesa ha acordado no realizar actos multitudinarios fuera del Parlament para celebrar el 40 aniversario de la Cámara en democracia.

“La imposibilidad de hacer actos multitudinarios en el exterior y los criterios de contingencia económica sólo permitirán llevar a cabo” los actos que se adecuen a los criterios sanitarios, como un pleno solemne.

PROTOCOLO ANTE SÍNTOMAS

La Mesa del Parlament ha aprobado este martes un protocolo a seguir por los trabajadores públicos y los diputados en el caso de presentar síntomas de Covid-19, un protocolo discutido entre los grupos parlamentarios al considerar que no se debería diferenciar a ambos colectivos.

El protocolo prevé que si un diputado presenta fiebre en el momento de entrar al Parlament, este puede ejercer su derecho a acceder pero la Cámara podrá optar por suspender la sesión; en cambio si se trata de un trabajador público y presenta síntomas de Covid-19 se prevé su falta al lugar de trabajo con un certificado médico.