jueves, 21 enero 2021 08:11

Barbón rechaza entrar en una “carrera” por gestionar el Ingreso Mínimo Vital

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, ha rechazado este jueves entrar en una “carrera” por gestionar el Ingreso Mínimo Vital (IMV) y ha abogado por ver primero cómo se gestiona desde la Seguridad Social y comprobar su efectividad para tal fin.

“La transferencia de competencias muchas veces al principio queda muy bien, pero luego con el derivar de los años puedo suponer un déficit estructural para la propia comunidad autónoma, lo que complica que prestemos servicios”, ha indicado Barbón, que se ha posicionado así en el pleno de la Junta General ante una pregunta del diputado de IU-IX Ovidio Zapico sobre el impacto del IMV en Asturias.

En ese sentido, el presidente ha situado este nuevo derecho junto a otros que “van más allá de la legislatura” como el divorcio, el matrimonio igualitario o la ley contra la violencia machista. “Creo que el ingreso mínimo vital va a marcar un antes y un después, es una buena noticia para Asturias, en un contexto además como la crisis del coronavirus”, ha señalado.

Por otro lado, ha recordado que desde el 2005, año en el que Asturias puso en marcha el Salario Social, la comunidad autónoma ha invertido en torno a 1.000 millones en el mismo. Con todo, ha recordado que la entrada en vigor del IMV no va a suponer un ahorro para las arcas autonómicas por la necesidad de realizar una “reasignación de recursos” ante el gasto sanitario que ha supuesto la crisis generada por el coronavirus.

“El gasto sanitario seguramente se va a llevar por delante parte del presupuesto, con la perdida de ingresos es posible que haya que determinar qué se va a hacer y que no”, ha señalado Barbón, que ha abogado por “tender la mano a la izquierda” para modificar las cuentas autonómica, también con Podemos, a los que les ha invitado a dialogar.

Por otro lado, desde IU-IX, Zapico ha puesto en valor el IMV como un ejemplo de los avances sociales que se logran “cuando la pluralidad de la izquierda colabora en la acción de gobierno”. “Con ustedes solos en el gobierno van de una forma más lenta”, ha señalado, de la que ha rechazado también que la gestión del IMV recaiga en las autonomías.

“Abrir ese debate ahora es innecesario, la prioridad inmediata es llenar las neveras de la gente, cuando el IMV esté desarrollado ya tendremos tiempo de abordar su gestión”, ha indicado Zapico, que ha coincidido con Barbón en que su puesta en marcha va a servir para reasignar los recursos autonómicos, algo que a su juicio tendría que servir para reforzar las políticas de empleo, avanzar en políticas sociales y completar el mismo IMV.