jueves, 25 febrero 2021 14:16

Barcelona aumenta la atención a personas refugiadas con más inversión

El Ayuntamiento de Barcelona aumentará la atención a personas refugiadas, en el marco del programa Nausica, con una inversión de 500.000 euros, que permite llegar hasta los 1,5 millones e incrementar el servicio en 39 plazas más, llegando a un total de 117.

Lo ha anunciado el concejal de Derechos de Ciudadanía y Participación, Marc Serra, en una rueda de prensa telemática este viernes, en la que ha hecho balance del programa durante el 2019, del que ha destacado que “se está consolidando como un programa de éxito en el ámbito de la inserción sociolaboral”.

En 2019 participaron en el programa 142 personas, entre las que finalizaron su estancia y las que todavía están y, en los últimos cuatro años, han participado 223 usuarios.

Los servicios consisten en un dispositivo de acogida con plazas de estancia temporal que incluye la cobertura de las necesidades básicas y un plan de trabajo integral e individualizado de apoyo social, psicológico, profesional, aprendizaje de lenguas, orientación jurídica, formación y asesoramiento laboral y acompañamiento en la escolarización de niños y adolescentes.

Durante el 2019, 44 personas han conseguido al menos un contrato laboral, lo que supone un porcentaje del 46% del total de la población activa de los participantes, tres puntos más que hace dos años, y cerca de la mitad de personas que han encontrado trabajo habían trabajado previamente el sector de servicios, una proporción que se incrementa hasta el 73% del total de inserciones laborales en este sector durante la estancia en el programa.

Aun así, las inserciones laborales están marcada por la alta temporalidad y la parcialidad y, en ese sentido, el 40% de las personas que han conseguido trabajar lo han hecho un máximo de tres meses, y el 2,5% han conseguido contratos superiores a los nueve meses; aunque la proporción de personas que han firmado dos o más contratos se ha doblado respecto hace dos años, pasando del 17% al 34%.

IDIOMA Y SOLICITANTES DE ASILO

Según el balance del programa Nausica, existe una correlación entre las competencias lingüísticas y la inserción laboral: entre las personas que no entienden el castellano (un 3% en la salida del programa), no se ha producido ninguna inserción laboral, mientras que el 59% que, además de dominar el castellano también entienden el catalán, han encontrado trabajo.

El 84% de los usuarios del Nausica entra en el programa como solicitantes de asilo, una proporción que, en la salida, reduce al 51% el total de personas que esperan una resolución por parte del Estado; por otro lado, uno de cada cinco usuarios se ha encontrado a finales del 2019 en una situación de irregularidad sobrevenida.

LLAMAMIENTO AL ESTADO

Serra ha resaltado la implicación del consistorio en la acogida de personas refugiadas, pero ha reclamado al Estado recursos para destinarlos a la acogida y a la integración y modificaciones legislativas para dar soluciones a denegaciones que terminan en situación de exclusión administrativa o social, según él: “Queremos hacerlo mejor”.

También ha destacado el impacto de la pandemia de la Covid-19 en la vida de las personas refugiadas y solicitantes de asilo por el cierre de fronteras, por las dificultades de inserción en el mundo laboral, por la pérdida de puesto de trabajo y presentación de ERTEs.