miércoles, 22 septiembre 2021 05:31

12J.- Caballero avisa de un pacto PP y Vox para » gobernar conjuntamente»

El candidato del PSdeG-PSOE a la Xunta, Gonzalo Caballero, ha apelado a una «movilización masiva» de la población para acudir a las urnas el próximo 12 de julio y ha avisado de la coincidencia este domingo de los líderes estatales de PP y Vox en la capital gallega, Pablo Casado y Santiago Abascal, que anticipa que «la derecha y la ultraderecha están dispuestas a gobernar conjuntamente» en Galicia.

«Cuando Abascal lleva ya aquí tres días este fin de semana, y estuvo la semana pasada, no es porque no tenga otra cosa que hacer en Madrid, porque si no estaría atacando y acosando al Gobierno de España. Viene a Galicia porque está en la estrategia del PP, una estrategia que no quieren mostrar», ha asegurado el líder de los socialistas gallegos, en un mitin de precampaña en pleno centro de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) en el que ha participado la portavoz del Ejecutivo central, María Jesús Montero, entre otros.

La presencia de la también ministra de Hacienda ha servido a Caballero para ironizar con la llegada a la Comunidad de líderes nacionales durante la carrera hacia las elecciones: «En Galicia está Feijóo con Casado y después también anda por ahí Abascal. Cada uno muestra lo que tiene. Y yo muestro el Gobierno de España, porque estoy orgulloso de tener ministros y ministras como María Jesús Montero».

En su discurso, el candidato del PSdeG ha apelado a la cautela con las encuestas recogidas por los medios gallegos –que, sin embargo, no bajan a los populares de la mayoría absoluta– y ha dicho que «las mejores encuestas son las urnas», porque todavía «todo está abierto».

No obstante, sí ha advertido de que los estudios publicados este domingo apuntan a que Vox «está a punto de entrar en el Parlamento de Galicia» en una provincia. «Tenemos que decirle a los ciudadanos que igual que vamos a los supermercados y a las cafeterías, hay que ir a votar el 12 de julio», ha proclamado, ante un centenar de simpatizantes, militantes y cargos socialistas.

QUE FEIJÓO «SE JUBILE»

Y es que, igual que hace 15 años Manuel Fraga perdió la mayoría absoluta y «el cambio fue posible» de la mano del expresidente Emilio Pérez Touriño, el cambio también «es posible» dentro de tres semanas, en unas urnas en las que Caballero intentará «sacar a Feijóo de San Caetano para que se jubile con Rajoy paseando por Sanxenxo».

En este contexto, ha sostenido que Casado y Feijóo «son lo mismo, son el PP más rancio y más conservador». En concreto, ha apuntado hacia el actual mandatario gallego y ha recordado que «es un heredero político» del exministro y exconselleiro José Manuel Romay Beccaría y «entró en la política de la mano de Aznar como alto cargo en Madrid».

«En Galicia, Feijóo representa ese poder conservador rancio, antiguo, que intenta aparentar como Gallardón», ha agregado Caballero, para seguidamente asegurar que es «lo mismo» que Casado, que la portavoz popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, y que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Por ello, y trazando un paralelismo con la victoria sin precedentes del PSdeG-PSOE en Galicia en las elecciones generales del 28 de abril del año pasado y las europeas del 26 de mayo, Caballero ha asegurado que su partido liderará una «mayoría progresista» para gobernar la Xunta tras el 12 de julio.

«MÁS NECESARIOS QUE NUNCA»

Después de tres meses de confinamiento, el candidato ha destacado que la crisis económica que queda tras la pandemia de la COVID-19 hace la respuesta de los socialistas «más necesaria que nunca» frente a aquellos que «defienden las privatizaciones».

En este contexto, ha aprovechado para reivindicar el «escudo social» puesto en marcha por el Gobierno, con medidas como la «prohibición de desahucios» y el ingreso mínimo vital (IMV), y ha afeado a Feijóo que «hable de anticipación» cuando decretó la emergencia sanitaria en Galicia –desde el viernes 13 de marzo– «cuatro horas después» de que el presidente Pedro Sánchez anunciase que activaría el estado de alarma en la noche del sábado 14 al domingo 15.

«Yo no le exijo a Feijóo una anticipación ante la llegada del virus que el conjunto de gobiernos no tuvieron. Le pedimos la honradez y la dignidad de no colocarse medallas que no le corresponden», ha añadido.

LAS «PROPINAS» A LOS SANITARIOS

Así, ha dicho tener «muchas ganas y mucha fuerza» para llegar a la Xunta tras el 12J y «defender la sanidad después de años de recortes.

Tras rechazar las «propinas» que el Ejecutivo autonómico acaba de anunciar para los sanitarios, con un cheque de 250 euros para gastar en hoteles y restaurantes con el que Feijóo quiere «comprar votos», Caballero ha comprometido una «potenciación» de la Atención Primaria, un nuevo centro de salud para Vilagarcía y la convocatoria de 5.000 plazas «estables» en el Servizo Galego de Saúde (Sergas) para la próxima legislatura.

En el ámbito de la educación, el líder del PSdeG también ha asegurado que retomará la gratuidad de los libros de texto que «eliminó» el PP en el 2009 y que dotará «a todos los niños y niñas de un ordenador y de datos» para que puedan seguir la docencia desde casa, frente a los tres equipos por centro que distribuyó la Xunta tras la suspensión de las clases por la pandemia.

ALBERTO VARELA Y CARMELA SILVA

El acto de este domingo también ha contado con la intervención del alcalde de Vilagarcía y presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alberto Varela, quien ha hecho hincapié en la importancia de que el PSOE estuviese «al frente» de la crisis sanitaria. «Porque ya sabemos cuáles son las políticas de la derecha, acompañada de la ultraderecha: recortes, despidos y amnistía fiscal para nuestros amigos», ha enumerado.

Asimismo, ha puesto «deberes» a Gonzalo Caballero como representante del municipalismo gallego, de modo que le ha pedido «competencias» para las administraciones locales, «equidad» en el reparto de fondos que llegarán desde el Estado y desde la Unión Europea», y «lealtad no al partido», sino a las «instituciones» para que la Xunta se siente con los ayuntamientos «de igual a igual».

Por su parte, la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, ha abordado que Galicia «necesita un presidente feminista» que «tenga en cuenta» a las mujeres y que «no haga propaganda» como Feijóo, que «dice que cree en la igualdad pero que luego nada de nada de nada».

«Que sepa Feijóo y que sepa el PP que el PSdeG está aquí, aquí de pie, convencidos y convencidas de que tenemos que cambiar. Galicia precisa de esperanza», ha sentenciado.