jueves, 21 enero 2021 13:26

Correos se tiñe LGTBI y desata la ira de la derecha: “Con banderas no se arregla la crisis”

  • Correos ha pintado con la bandera arcoiris buzones, furgonetas y sellos.
  • La derecha ha criticado que se gasten recursos en esto cuando han pedido 47 millones de préstamo hace meses.
  • Correos pidió el préstamo porque no podía pagar a su plantilla.
  • Empieza el verano, y con él, el movimiento LGTBI empieza a calentar motores. Este año el desfile del Día del Orgullo Gay quedará pospuesto por el coronavirus. Sin embargo, hay quien sí que ha dedicado algo de tiempo (y dinero) para mostrar su apoyo a este colectivo. Se trata de Correos, que ha dedicado recursos a pintar sus furgonetas, buzones e incluso algún que otro sello con los colores de la bandera arcoiris que representa al movimiento LGTBI. Podría parecer un movimiento inocente, o al menos eso es lo que esperaban, sin embargo, la derecha más dura ha mostrado su rechazo a este gesto por haber, supuestamente, gastado dinero en semejante acto. Por no hablar de que han reprochado a quienes se envuelven en la bandera homosexual que ellos siempre les critican cuando hace lo mismo con la bandera de España.

    El asunto es que desde la derecha entienden que Correos no tenía por qué haber destinado dinero para mostrar su apoyo a ese movimiento en tiempos de crisis. Y menos su la compañía debe grandes cantidades de dinero, algo que no han perdido el tiempo en recordar. “Correos pidió hace 1 mes dinero para pagar sus nóminas ,47 millones. Hoy pintan los coches…de verdad que este Gobierno no tiene remedio!!”, ha destacado en la red social Twitter la diputada del PP Ana Vázquez Blanco.

    Hasta el propio presidente de Vox, Santiago Abascal, se ha indignado con la decisión que han tomado desde Correos. “No hay dinero para respiradores, ni para ERTEs. ¡Gobierno criminal!”, ha comentado Abascal en su cuenta personal de la red social Twitter

    Correos aclaró por qué ha pintado sus furgonetas: “En Correos somos amarillos y nos encanta que cada uno pueda ser el color que quiera. Por eso lo celebramos con este sello, que no es solo amarillo”, han destacado. La compañía de envíos se ha vuelto tan pro LGTBI que incluso ha sacado un sello de apoyo al colectivo que cuesta 1 euro. Pero parece ser que será insuficiente para pagar el préstamo de 47 millones de euros que pidió hace unos meses.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”34872″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    En realidad, el argumento más sólido que ha esgrimido la derecha y sus miles de seguidores es que Correos tuvo que pedir un préstamo millonario para pagar la nómina a su plantilla. Para eso, entonces, no ha habido dinero. Sin embargo, sí que lo ha habido para pintar con banderas arcoiris hasta los buzones de la calle. Todo lo que se les pusiera por delante, incluidas una legión de furgonetas.

    Algunas oficinas se han venido tan arriba que han pintado hasta la fachada. Todo lo que sea por apoyar al movimiento LGTBI. El logo y todo lo que se ponga, hasta los sellos.

    arcoiris

    Algunos, como el exdiputado de Ciudadanos Juan Carlos Girauta, han tirado de ironía para calentar más los ánimos. “Habrán creído que Correos es un imperativo”, ha detallado el exdirigente de la formación naranja. En la misma línea temporal, la portavoz socialista Adriana Lastra simplemente ha compartido una imagen de un buzón con los colores del arcoiris acompañada de las palabras “No solo amarillo”.

    Madrid está relativamente obsesionada con mostrar al mundo su apoyo a este colectivo. Ya hay semáforos que se cambiaron para mostrar a personas del mismo sexo de la mano para mostrar si se puede o no cruzar, algo que se llevó a cabo desde el Ayuntamiento de Manuela Carmena. Y ahora Correos se ha sumado a esta ola inclusiva que busca gastar dinero en mostrar lo “progres” que son algunos, según detallan desde la derecha.

    Por lo pronto, la famosa fiesta que se forma en Madrid durante el Día del Orgullo Gay ha quedado pospuesta por el coronavirus. Veremos el año que viene cómo reacciona Correos a la fiesta y si, por fin, ha podido pagar la nómina a los suyos.