domingo, 26 septiembre 2021 23:56

Vox dice que el 12J empieza «la cuenta atrás para que el PNV y sus cachorros proetarras» salgan de las instituciones

El secretario general de Vox España, Javier Ortega Smith, ha asegurado que el próximo 12 de julio, día de las elecciones autonómicas en Euskadi, «comenzará el primer día de la cuenta atrás en la que el PNV y sus cachorros proetarras saldrán de las instituciones» y estas volverán a estar «al servicio de los vascos y no al servicio de los intereses de unos pocos».

En un mitin junto al monolito a las víctimas del terrorismo de Alderdi Eder, en San Sebastián, en el que se han congregado una treintena de simpatizantes de Vox frente a más de un centenar de antifascitas que han pitado y coreado lemas en contra de la formación de extrema derecha, Ortega Smith ha mostrado su agradecimiento a todos aquellos que en el País Vasco «se enfrentan cada día a los violentos, a los totalitarios, a los enemigos de España y de la libertad».

«Hay una cosa que quiero aclarar a los cachorros de los etarras, a los amigos del vicepresidente del Gobierno, cuando nos gritan que nos vayamos, no ha entendido nada, cada pedazo de España es la casa de todos los españoles, estamos en nuestra casa», ha enfatizado.

El dirigente de Vox ha asegurado que cuando les gritan «estos energúmenos» que en Euskadi no se quiere a la formación que preside Santiago Abascal, «tampoco lo han entendido». «No queremos que nos quieran los amigos de los etarras, los vagos que en su vida han trabajado, que solo saben berrear en las calles pero son incapaces de ganarse la vida con un trabajo digno», ha manifestado.

En esa línea, ha asegurado que Vox no desea que les quieran «quienes insultan a nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad de Estado», ni quienes «pisotean la memoria de las víctimas».

Ortega Smith ha señalado que su partido ha venido a San Sebastián a que «nos escuchen aquellos que durante tanto tiempo se han tenido que sentir solos, abandonados y olvidados» y que han tenido que ver en las escuelas «la imposición del euskera a sus hijos».

«Queremos que nos quieran aquellos que aman esta tierra porque se sienten parte de ella pero quieren poder disfrutarla en libertad», ha insistido, al tiempo que ha reiterado que desean que quieran a Vox «los españoles decentes, los vascos decentes, no la inmundicia que hacen de esta tierra un lugar al que no apetece venir».

Ortega Smith ha mostrado su agradecimiento a los candidatos que hacen posible que «la voz de Vox llegue a las instituciones» y se ha mostrado convencido de que en el País Vasco van a «conseguirlo». «Cuando esa voz se escuche en las tribunas entonces serán muchos más diputados, tendremos concejales y alcaldes», ha asegurado.

Tras destacar la diferencia entre los «verdaderos trabajadores» y los «vagos y maleantes de la política que salvo quemar contenedores no saben hacer absolutamente nada», ha incidido en que «un solo trabajador del País Vasco tiene mucha más razón para exigir derechos que quienes jamás han tenido ni han aceptado una sola obligación personal y laboral».

A su juicio, Vox es «la única voz que se presenta en estas elecciones para hacerle frente a los totalitarios, para exigir derechos y obligaciones para todos, la única voz no acomplejada, sin miedo, que está convencida de lo que hace, no necesita irse a la coalición del fracaso PP y Ciudadanos, ni arrodillarse delante del poder para pedirles perdón».

Finalmente, ha advertido a los «perroflautas» que «no les va quedar más remedio que ir a trabajar» porque, según ha dicho, «no os vamos a dar ni una sola limosna que corresponde a quienes trabajan y a quienes se esfuerzan».

«Así que, vagos y maleantes, se os está empezando a acabar el chollo, vais a tener que ir a trabajar, tendréis que cumplir la ley que sé que también os cuesta mucho. Se os va a acabar la impunidad, la verborrea, las amenazas, el que la haga la pagará, directo a los tribunales y a la cárcel. Vox no os va a dar una oportunidad para que sigáis viviendo del cuento», ha concluido.

DISTURBIOS

Tanto durante el propio mitin como al término del mismo, grupos de antifascistas y radiales han increpado y se han enfrentado a los dirigentes de Vox. En el transcurso del acto han sido constantemente increpados, en medio de un fuerte dispositivo de la Ertzaintza.

Una vez finalizado el mitin, con el himno de España, Ortega Smith y la candidata de Vox por Gipuzkoa, María Pérez, junto a otros dirigentes de Vox, han iniciado un recorrido por el centro de la capital donostiarra, custodiados por un cordón policial.

Durante el mitin, les han interrumpido con cánticos de «que se vayan, se vayan» y gritos a favor de la independencia, y en el recorrido los grupos de antifascistas y radicales que les han seguido les han gritado «Alde hemendik. Utzi bakean Euskal Herria», «Asesinos, fascistas kanpora», y «Independentzia».

Durante el paseo se han vivido algunos momentos de tensión, y los agentes de la Ertzaintza han tenido que intervenir para poner distancia entre quienes protestaban por la presencia de Vox en San Sebastián y los dirigentes del partido de Santiago Abascal, aunque no se han llegado a producir cargas policiales.

Tras comer en un restaurante en las inmediaciones de la catedral del Buen Pastor, con la calle en todo momento custodiada por agentes de la Ertzaintza, han abandonado San Sebastián sin que se produjeran más incidentes. Antes de montar en varias furgonetas, Ortega Smith ha saludado tendiéndoles la mano a los agentes de la Ertzaintza para mostrarles su agradecimiento.