jueves, 21 enero 2021 18:01

Un colegio electoral de Marín (Pontevedra) acoge un ensayo sobre el desarrollo de los comicios autonómicos

El Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) de A Laxe, en el municipio de Marín (Pontevedra), ha acogido este martes una demostración organizada por la Xunta para explicar las medidas de seguridad que se aplicarán durante la jornada electoral del 12 de julio.

El coordinador de prevención de la Administración gallega, Emilio de la Iglesia, ha explicado que ese día se desplegará personal para regular el acceso a los locales electorales para garantizar que se cumplen las medidas de prevención ante la COVID-19 establecidas en el protocolo aprobado por la Xunta.

Estos puestos serán ocupados por personal de Protección Civil y por representantes de la Administración y se encargarán, entre otras labores, de recordar el uso obligatorio del gel hidroalcohólico y de la mascarilla. En caso de que los electores no traigan una de la calle, se les facilitarán una. Este personal también ayudará a regular el acceso y el aforo, gestionando el flujo de votantes o el acceso de personas prioritarias, como mayores.

Durante la demostración de este martes, los técnicos de la Xunta han supervisado la instalación de todas las medidas preventivas necesarias, desde la señalización del recorrido pasando por las marcas con las distancias de seguridad que hay que mantener, hasta las zonas de entrada o de salida.

También han controlado que las cabinas habilitadas mantuviesen el secreto del voto sin necesidad de manipular ningún elemento como las cortinas.

DISTANCIA DE SEGURIDAD EN LAS MESAS

Otro de los elementos controlados han sido las mesas para los presidente y los vocales, con un tamaño que permite mantener la distancia de seguridad, de la misma forma que esta debe ser también garantizada en la zona que ocuparán interventores y apoderados de los partidos políticos.

Encima de la mesa estará dispuesta una bandeja en la que los electores deberán depositar el DNI antes de votar, con el objetivo de rebajar al mínimo los contactos.

Para garantizar que los locales cumplen con todas estas medidas, la Xunta habilitó un equipo de 133 representantes de la Administración que ya revisaron los 2.405 locales electorales de la Comunidad. “Gracias a estos trabajos previos, a día de hoy el 100 por 100 de los locales electorales cumplen con las medidas de seguridad”, asegura el Gobierno gallego.

La semana antes de las elección habrá una nueva revisión para comprobar, después de la instalación del mobiliario y de la señalización, que todos los locales cumplen con las garantías.