domingo, 17 enero 2021 03:52

Spiriman, ‘casi’ inhabilitado como médico, irrumpe de nuevo en modo conspiranoico

El doctor granadino Jesús Candel conocido como Spiriman, nombre imprescindible en la constelación de personajes mediáticos que protagonizaron titulares en las peores semanas del coronavirus, sigue en pie de guerra contra el Gobierno desde su plataforma en YouTube. Todo ello tras sufrir una gran crisis de imagen y habiendo sido ya expedientado por el Colegio de Médicos de Granada, que persigue su inhabilitación como médico, según él mismo ha afirmado en redes.

Con el título de “La CARGA VIRAL y el nuevo REBROTE‼️”, Spiriman consigue subir su vídeo, publicado el pasado lunes, de nuevo a las tendencias de YouTube. En su reformado discurso, Candel señala ahora a China, alineándose con las corrientes de pensamiento que no creen que la propagación del virus haya surgido de manera natural. Recordando que en Wuhan había un laboratorio en el que se almacenaban virus, Spiriman advierte que el virus “viene en un momento en un país, que no es un país donde se respeten mucho los derechos fundamentales, en un momento en el que millones de chinos se estaban levantando, y algo tenían que hacer”.

“No me creo que un país tan desarrollado tecnológicamente nos recomendara al resto del mundo un tratamiento como es la cloroquina que aumenta la morbimortalidad”, critica Candel. Así, Spiriman se posiciona cerca del lado de la conspiración, que no dista mucho, no obstante, de las ideas de Donald Trump, quien culpa a China de la pandemia.

Pero no solo esto, sino que el polémico sanitario sugiere que un segundo rebrote conviene a las organizaciones inmersas en la creación de la vacuna. “A lo mejor les interesa a los que van a hacer la vacuna esperar a un segundo rebrote, porque poquito a poco se irá permitiendo el hacinamiento”. En paralelo, señala que el uso de mascarillas evita que nos inmunicemos.

“Eso de que nos contagiemos con una carga viral pequeñita, y de que te pases el coronavirus con síntomas leves, a lo mejor no interesa” acusa, minutos después de decir que tendríamos que haber vivido sin hacinarnos hasta que llegase la vacuna. “Este virus es fácilmente manejable por nuestros gobernantes, les permite un juego bestial, les permite jugar con nuestras libertades”, advierte.

“Lo importante para mí […] es pasar este virus con una carga viral bajita”. “Perded el miedo”, pide.

SPIRIMAN, ‘A PUNTO’ DE DEJAR DE SER DOCTOR

“El colegio de médicos de Granada no cesa en su afán de intentar inhabilitarme porque no me considera apto para ejercer mi profesión”, asegura Candel en Twitter, adjuntando una imagen de “otro expediente” que el colectivo ha puesto en marcha contra él. “Me limpio el culo con él, ilustres doctores”, espeta.

Una buena parte de los seguidores de Spiriman, activista en favor de la sanidad pública, han terminado descontentos con su figura, alegando drásticos cambios de opinión sobre la gravedad del virus que habrían disipado su credibilidad.