viernes, 7 mayo 2021 22:31

Los trucos para eliminar el moho de tu casa

No hay nada más molesto para el ser humano que observar la presencia de moho en la casa, y estamos hablando de algo serio, no de cualquier cosa. De hecho, es de suma importancia actuar rápidamente porque esto puede dañar para siempre las superficies donde se encuentren, bien sea suelos, paredes, telas y hasta maderas, acaba prácticamente con lo que se presente. Todos en algún momento nos hemos sentido atados de manos cuando observamos un espacio insalubre donde aparecen esos hongos, sobre todo en los espacios que tienen mayor humedad en nuestro hogar.

Puede ser en la cocina, baldosas, y lo que podemos ver al principio como unas simples manchas, la verdad nos puede poner en serios apuros si no actuamos a tiempo. La verdad este tema del moho en casa, a las amas del hogar les genera muchísima preocupación, y más cuando se dan cuenta que se hace cada vez más insostenible la presencia de estas manchas que le dan un aspecto demasiado terrible al lugar. En ese sentido, hemos preparado una serie de trucos para que elimines de una vez por todas estas bacterias que están apareciendo y prometen destruirte algunas cosas que tienes en tu casa.

La prevención es la clave

La prevención es la clave

Hay muchas cosas que podemos hacer para prevenir el moho en la casa. Pero es que a veces nos enfocamos en ir a las tiendas o supermercados buscando productos que están muy lejos de aportarnos soluciones, y más bien agravan la situación. Pero hay mecanismos prácticos y económicos que nos puede ayudar, pero debemos tener en cuenta que no van a desaparecer de la noche a la mañana, o por arte de magia, es un proceso que implica paciencia, y sobre todo dedicación.

El primer truco es controlar la humedad, esto es clave y fundamental si quieres alejar ese moho que te tiene con dolores de cabeza, y no encuentras una guía que te sirva para disiparlo. El moho se desarrolla en los espacios que tienen  poca ventilación, y temperaturas altas.

Por eso es que siempre aparecen en los sótanos, debajo de las maderas, en algunos rincones de la cocina, y hasta en los armarios, estos son sus lugares favoritos, y tú tienes que estar preparada para ganarle esa batalla. Tienes que buscar la forma de ventilar esos espacios que te hemos mencionado, a su vez, mover los objetos que tengas en el sitio, y limpiarlo de manera regular. De esta forma, al haber limpieza ellos no van a crecer.