viernes, 7 mayo 2021 22:10

Los trucos para eliminar el moho de tu casa

No hay nada más molesto para el ser humano que observar la presencia de moho en la casa, y estamos hablando de algo serio, no de cualquier cosa. De hecho, es de suma importancia actuar rápidamente porque esto puede dañar para siempre las superficies donde se encuentren, bien sea suelos, paredes, telas y hasta maderas, acaba prácticamente con lo que se presente. Todos en algún momento nos hemos sentido atados de manos cuando observamos un espacio insalubre donde aparecen esos hongos, sobre todo en los espacios que tienen mayor humedad en nuestro hogar.

Puede ser en la cocina, baldosas, y lo que podemos ver al principio como unas simples manchas, la verdad nos puede poner en serios apuros si no actuamos a tiempo. La verdad este tema del moho en casa, a las amas del hogar les genera muchísima preocupación, y más cuando se dan cuenta que se hace cada vez más insostenible la presencia de estas manchas que le dan un aspecto demasiado terrible al lugar. En ese sentido, hemos preparado una serie de trucos para que elimines de una vez por todas estas bacterias que están apareciendo y prometen destruirte algunas cosas que tienes en tu casa.

Vinagre blanco

Vinagre blanco moho

Un truco sencillo, y a su vez económico es lo que siempre buscamos. El vinagre blanco, tiene la capacidad de eliminar el 90% del moho que hay en nuestros hogares. Aporta excelentes resultados, sobre todo en la zona de los baños que siempre están escondidas detrás de las puertas, o el inodoro. Es en estas zonas donde pueden habitar mayor cantidad de moho. Aquí te presentamos varios tips que te servirán de apoyo para que lo hagas en casa.

Necesitas medio vaso de vinagre blanco (100 ml), y una botella para añadir el líquido. La idea es que llenes la botella de plástico con vinagre blanco y la tengas lista para rociar en las superficies, tienes que hacerlo de manera diaria para que observes el cambio. Con el simple hecho de rociar, y esperar que se diluya, este molesto y peligroso microorganismo irá cediendo terreno.

Ante esto lo que debes asumir es que tú tienes la solución en las manos, es cuestión de poner en práctica los consejos y tener los productos adecuados para ellos. No descartes el  agua, jabón, cloro, pues estos también forman parte de la limpieza, y contrarrestan estos agentes extraños que nos amargan la vida a todos. Así que manos a la obra.