martes, 18 mayo 2021 10:38

Robles destaca la entrega del personal de la sanidad militar

La ministra de Defensa, Margarita Robles, acompañada por lasubsecretaria de Defensa, Amparo Valcarce, ha visitado esta mañana laInspección General de Sanidad en el Hospital Central de la Defensa’Gómez Ulla‘, donde ha agradecido el trabajo de los profesionales sanitarios que han participado en la lucha contra la pandemia. “Su generosidad, humanidad y entrega nos hace sentir muy orgullosos de todos ustedes” ha indicado Robles.

Robles ha señalado “que aún en los momentos más terribles loshombres y mujeres de las Fuerzas Armadas han estado acompañando a los enfermos, poniendo todo su cariño y empatía”. “Nuestras Fuerzas Armadas de manera generosa y entregada han escrito una página de oro que nunca España podrá agradecer”, ha añadido.

A su llegada al hospital la ministra fue recibida por el Inspector General de Sanidad de la Defensa (IGESAN), general de División, Antonio Ramón Conde Ortiz y por el director del Hospital Central de la Defensa ‘Gomez Ulla’, general de Brigada Miguel Fernández Tapia Ruano.

La visita ha comenzado con una presentación por parte del IGESAN de la estructura, cometidos y capacidades de la Inspección General de Sanidad de la Defensa.

En el acto intervino también la coronel Ana Betegón que durante esta pandemia ha estado comisionada en el Servicio de Urgencias, relatando su experiencia y destacando que tuvieron que hacer frente a una situación extraordinaria ante una enfermedad que les sorprendió a todos y que les desbordó.

Además, ha señalado que los pacientes estaban asustados y no sabían cómo tranquilizarlos. “No sabíamos cómo iba a evolucionar la enfermedad, ni si los tratamientos que estamos aplicando eran los adecuados”, explicó.

Betegón ha asegurado que lo más duro para ella fue no poder abrazar a los enfermos, no mostrarles su empatía más que de lejos y ver como tenían que estar separados de sus familias.

A continuación ha tomada la palabra la capitán psicóloga Mónica García Silgo que le ha detallado a la ministra que durante esta pandemia han tenido que hacer frente a lo que ellos han denominado como ‘la angustia moral’, un nuevo concepto que aparece como consecuencia de la acción u omisión de conductas que trasgreden las creencias y expectativas morales profundamente arraigadas en la sociedad.

Para finalizar, la capitana enfermera, Alicia Moreno Moreno ha relatado “que cada vez que un enfermo remontaba el vuelo era una fiesta para el paciente y para nosotros un refuerzo moral y una inyección de adrenalina”. “Yo personalmente cuando el trabajo me lo permitía intentaba estar con ellos hasta el final, ya que sus familias no tenían esa oportunidad, que se marchasen solos”, ha indicado.