martes, 18 junio 2024

No era solo una vecina: así ha quedado la sede de Vox en Huelva

Hace unos días, una fotografía de la fachada de la sede de Vox en Huelva se viralizó en redes. El motivo, una vecina que colgó de su balcón, que queda justo encima de la sede del partido, una bandera arcoíris. La imagen fue enormemente celebrada por cientos de usuarios, que consideran una ironía al ver esos colores tan cerca del local del grupo de Santiago Abascal. La vecina en cuestión, Zara Baldallo, ya ha sido incluso entrevistada en medios.

Ahora bien, este domingo una usuaria compartía otra fotografía, esta vez en la que se veía con mayor amplitud la calle Rábida. El escenario que se ve en ella es inconfundible.

No solo la bandera multicolor sigue colgando del balcón de la mediática vecina, sino que otros muchos balcones aparecen teñidos también de arcoíris. Más vecinos se han unido a la improvisada iniciativa, y han colgado de sus terrazas banderas LGTBI de todos los tamaños. Otros han colgado, además, banderas del orgullo transexual.

Así, el pequeño recoveco de la región andaluza se ha cubierto de colores inclusivos, que tiñen las inmediaciones del mencionado local. Un fenómeno que, de nuevo, hace gracia a los tuiteros que observan debajo de todos esos mantos a la sede provincial de Vox.

‘ZASCA’ A VOX

Todo esto ocurre en contexto de varios sucesos que se han producido recientemente en diversas regiones de España, donde vecinos o asociaciones han pedido a los Ayuntamientos descolgar banderas LGTBI, colocadas con motivo de la celebración del Día del Orgullo. Es el caso del municipio malagueño de Villanueva de Algaidas, o de la queja interpuesta por el colectivo Abogados Cristianos en Alcalá de Henares.

«Grande la persona que vive arriba y ha colgado la bandera del arcoíris sobre la sede de VOX en Huelva. Ni armarios, ni persecuciones. Las personas LGTBI valen más que su odio», escriben en redes sobre la primera persona que colocó la bandera. «Un aplauso por este vecino de Huelva que ha colgado la bandera del arcoíris en su balcón. Nos hacen quitarla de ayuntamientos, pero de nuestras casas no. Que bien se ve la bandera junto a la sede de Vox», alude otro.