sábado, 18 septiembre 2021 06:26

La carrera presidencial de Kanye West, producto de su trastorno bipolar

El rapero de 43 años ha dejado al mundo en vilo después de que el pasado 4 de julio anunciara su intención de postular a la presidencia de los Estados Unidos. Por muy imposible y absurda que sea la idea (se le han pasado plazos burocráticos importantes), el interés que ha generado ha sido enorme. Más aún después de que este jueves, la revista People publicara en exclusiva que el trastorno bipolar que sufre Kanye West podría ser lo que está detrás de su improvisada carrera política.

Según una fuente de la publicación estadounidense, «Kanye ha estado bien durante mucho tiempo. En el pasado, ha sufrido episodios maníacos y depresivos relacionados con su trastorno bipolar. En este momento, está luchando nuevamente«, afirma. Su mujer, Kim Kardashian, también estaría sufriendo el momento actual: «Kim está preocupada, al igual que toda su familia. Es muy estresante para Kim, porque el comportamiento de Kanye es muy impredecible. Está preocupada».

Kanye pareció reconocer esta enfermedad mental en 2018, cuando publicó su disco ‘Ye’, en cuya portada aparecía escrito: «Odio ser bipolar. Es impresionante». En 2016 tuvo que ser hospitalizado tras sufrir una «emergencia psiquiátrica».

NO MEDICADO

Estas circunstancias y muchas otras declaraciones del rapero confirmaron que sufría bipolaridad: «Nunca me habían diagnosticado hasta los 39 años […] Pero como dije en el álbum, no es una discapacidad, es una superpotencia», contó West en una entrevista.

Kim Kardashian detalló en una entrevista de 2019 que Kanye había aceptado definitivamente que era bipolar, aunque no se plantea usar medicación: «Para él, tomar medicamentos no es realmente una opción, porque solo cambia quién es», contó la millonaria a Vogue. No obstante, aseguró que su situación personal era estable: «En este momento, todo está realmente tranquilo. Pero definitivamente podemos sentir los episodios que vienen, y sabemos cómo manejarlos».

EL KANYE WEST CONSPIRANOICO

También el pasado año, Kanye West describió en una entrevista cómo era para él sufrir un episodio bipolar: «Todos, esta es mi experiencia, otras personas tienen experiencias diferentes, todos ahora son actores. Todo es una conspiración. Sientes que el gobierno está poniendo fichas en tu cabeza. Sientes que estás siendo grabado. Sientes todas estas cosas. Casi no confías en nadie», explicó.

Sus palabras resuenan ahora de manera distinta, ya que en la polémica entrevista que concedió recientemente a Forbes, soltó varias lindezas antivacunas. Se mostró preocupado de la vacuna en proceso contra el coronavirus, llamándola «la marca de la bestia» y asegurando que «quieren poner chips dentro de nosotros, quieren hacer todo tipo de cosas, hacer que no podamos cruzar las puertas del cielo».

¿LITERALMENTE ENAJENADO?

Cualquiera que escuche por primera vez la noticia de que el rapero quiere ser presidente de los Estados Unidos pensaría que es una locura. Con estas nuevas informaciones sobre su bipolaridad, tal vez sea eso lo que está ocurriendo literalmente. Que Kanye estuviera afectado por una crisis bipolar en estos momentos parece tener sentido. Eso explica las «cuatro horas de divagaciones» en las que se enredó Kanye al conceder la entrevista a Forbes, muy sonada por lo rocambolesca que resulta.

West contó a la publicación que iba muy en serio con su candidatura, y que llamaría a su partido el «partido cumpleaños» porque si ganase sería como si fuera el «cumpleaños de todos». Como lema de su campaña, Kanye propuso la escueta frase: «¡SÍ!».