martes, 3 agosto 2021 10:37

Arrimadas espera que se haga justicia contra los Pujol

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha expresado su deseo de que la familia Pujol finalmente rinda cuentas ante la Justicia, después de que la Audiencia Nacional haya propuesto enviar a juicio al expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, a su mujer Marta Ferrusola y a sus siete hijos, y ha recordado la queja de “España nos roba” que cuajó en una parte del independentismo catalán.

“El clan Pujol se dedicó durante décadas a saquear el dinero de todos los catalanes mientras pregonaban ‘España nos roba’. Ahora, el juez los envía al banquillo por montar una organización criminal. Espero que se haga justicia y paguen por tantas fechorías”, ha escrito Arrimadas en su cuenta de Twitter.

La frase ‘Espanya ens roba’, popularizada por Alfons López Tena, exdiputado independentista del Parlament, refleja la idea de que, en el sistema de financiación autonómica, Cataluña aporta al conjunto del Estado más dinero del que recibe, y Cs suele recordar este eslogan para denunciar que quien realmente robaba a los catalanes no eran el resto de ciudadanos españoles, sino Pujol, desde la Generalitat, y su partido, Convergència.

¿Los Pujol a juicio?

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha propuesto enviar a juicio a la familia Pujol por formar presuntamente una organización criminal para, aprovechándose de su “posición privilegiada de ascendencia en la vida política, social y económica catalana durante décadas”, acumular un “patrimonio desmedido directamente relacionado con percepciones económicas derivadas de actividades corruptas”.

En el auto de transformación de la causa en procedimiento abreviado, que pone fin a la investigación de la pieza principal de este caso, se indica que los hechos serían constitutivos de delitos de organización criminal o asociación ilícita, blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública y falsedad documental.

Además de toda la familia Pujol Ferrusola, el magistrado procede también contra otras 18 personas que habrían participado o colaborado en las actividades ilegales, entre ellos la exmujer de Jordi Pujol Ferrusola, Mercé Gironés, o los empresarios Luis Delso Heras, Carlos Sumarroca Coixet y Carlos Sumarroca Claverol.

Según el auto, la investigación desarrollada durante más de siete años ha acreditado que parte de esas “actividades corruptas” que habría cometido la familia coincidieron en el tiempo con la Presidencia de la Generalitat de Cataluña que ostentó Jordi Pujol entre 1980 y 2003.