lunes, 26 julio 2021 06:05

PP+Cs logra su sexto parlamentario tras arrebatar a Bildu un escaño por Vizcaya

La coalición PP+Cs ha logrado su sexto parlamentario, tras arrebatar a EH Bildu un escaño por Vizcaya, del que estaba a 108 votos, tras el escrutinio final de las elecciones, una vez contabilizado el voto CERA y subsanados errores en el recuento. Por lo tanto, el líder de Ciudadanos en Euskadi, Luis Gordillo, será finalmente parlamentario, mientras que Diana Urrea de EH-Bildu, ya no ocupará escaño.

Con este cambio, las formaciones de izquierda ya no suman mayoría absoluta en el Parlamento vasco, donde sí la alcanzan los parlamentarios de PNV (31) y PSE-EE (10), que gobernaron en coalición hace cuatro años.

Este viernes se han reunido las Juntas Electorales de cada Territorio en los respectivos palacios de Justicia a partir de las ocho de la mañana, para proceder al escrutinio definitivo.

A lo largo de la jornada se ha contabilizado el voto CERA, de los vascos residentes permanentemente en el extranjero y ERTA, de ciudadanos residentes en Euskadi que se encuentren temporalmente en el exterior.Además, se ha procedido a las revisiones de las actas y se han subsanado algunos errores en el recuento de las mesas.

En Vizcaya, el voto CERA de vascos en el extranjero ha otorgado 309 sufragios al PNV, 180 a EH Bildu, 158 al PSE-EE, 113 a Elkarrekin Podemos, 127 a PP+Cs, 40 a Equo y 30 a Vox. Con ese resultado, PP+Cs estaba todavía a 33 votos de lograr el escaño, pero ha alcanzado el parlamentario en la revisión de las mesas.

En concreto, entre otras, se ha subsanado un error de transcripción en una mesa de Abando (mesa 6-2-A) en Bilbao, en la que se había otorgado a PP+CS un total de 100 votos menos de los que había obtenido (111 en lugar de 11). También ha añadido tres votos de otra mesa la 4-28-U, mientras que EH Bildu ha perdido 10 votos de la mesa 6-13-A.

Una vez cerrado el escrutinio final, PP+Cs ha logrado su sexto parlamentario, tras arrebatar a EH Bildu un escaño por Vizcaya. La coalición en la que se integran los populares estaba a 108 votos de hacerse con ese representante y, finalmente, lo ha conseguido, con lo que obtiene dos escaños por Bizkaia, seis en toda Euskadi.

Por lo tanto, EH Bildu, que se queda con seis representantes por Vizcaya, pasa a tener 21 parlamentarios en lugar de los 22 que se le otorgaron en la noche electoral. Este cambio conllevará que las formaciones de izquierda ya no sumen mayoría absoluta (38) en el Parlamento, ya que PSE-EE cuenta con 10 y Elkarrekin Podemos tiene seis.

Tras este cambio, entrará en el Parlamento el líder de Ciudadanos, Luis Gordillo, en detrimento de Diana Urrea, de EH Bildu, que pierde su escaño.

Una vez publicada el acta, se recoge que el PNV, partido ganador, ha obtenido en Vizcaya 200.339 votos (+310), EH Bildu 112.619 (+176), el PSE-EE 64.001 (+158), Elkarrekin Podemos-IU, 40.453 (+113), PP+Cs, 32.248 (+230) y Vox 8.815 (+57).

El número de votantes han sido 479.058 y los votos válidos han ascendido a 475.142, los nulos 3.916 y en blanco 4.524. Los sufragios a candidaturas han sido 470.618.

CASADO SE FELICITA POR LOGRAR ESE SEXTO ESCAÑO

El líder del PP, Pablo Casado, ha saludado que su partido haya logrado ese sexto escaño en el País Vasco, durante la presentación del libro del senador del Grupo Popular Fernando Martínez-Maillo sobre el Banco Central Europeo.

“El PP recupera el segundo escaño por la provincia de Vizcaya, se lo arrebata esta coalición constitucionalista a Bildu”, ha asegurado, para añadir que Bildu ha tenido un “excelente” resultado gracias a sus pactos con el Gobierno de Pedro Sánchez.

Así, ha dicho que un mes antes de la campaña electoral el PSOE pactó con Bildu la derogación de la reforma laboral que, según ha dicho, había creado tres millones de empleos. “Los errores tienen consecuencias económicas y políticas. Refuerzas proyectos que en Europa da miedo porque en Europa no gusta un partido radical como Bildu y, evidentemente en España tampoco porque no ha condenado 800 asesinatos de Podemos”, ha enfatizado.

El presidente del PP ha defendido las alianzas con Ciudadanos, ya que, según ha dicho, la responsabilidad del PP es dar gobiernos estables que garanticen “libertad educativa” y “bajen impuestos”, y sean “contrapunto” a las políticas que aplica el Gobierno de Pedro Sánchez.