miércoles, 4 agosto 2021 23:12

Johnson acusa a Putin de intentar robar la vacuna de Oxford, que costará dos euros

  • Estados Unidos, Reino Unido y Canadá han acusado a Rusia de intentar robar información sobre la vacuna.
  • La vacuna de Oxford costará alrededor de dos euros por vial, según el director de AstraZeneca.
  • El grupo acusado de espionaje es el llamado APT29.
  • La Universidad de Oxford de la mano de AstraZeneca está a punto de desarrollar la primera vacuna efectiva contra el coronavirus. Un logro que tan solo costará alrededor de dos euros por dosis, tal y como destacó Olivier Nataf, el director de AstraZeneca. Sin embargo, hay quien parece no querer jugar con las reglas del juego. Reino Unido, Estados Unidos y Canadá han firmado un comunicado conjunto en el que acusan a Rusia de intentar robar información sobre su vacuna. Concretamente, estos países atribuyen los ataques al grupo APT29, también conocido como “Cozy Bear”, e insisten en que están casi seguros de que tras este grupo está el Gobierno de Vladimir Putin.

    “Condenamos estos despreciables ataques contra quienes realizan un trabajo vital para combatir la pandemia del coronavirus”, ha dicho el director de operaciones del NCSC, Paul Chichester. Lo cierto es que Rusia esperaba, según los anuncios de su gobierno, disponer de una vacuna propia para antes de octubre, de hecho ya han iniciado las pruebas en humanos con algunas vacunas candidatas; pero estas últimas informaciones sugieren que Rusia ha intentado disponer de una cura contra la pandemia mediante el espionaje y el hackeo.

    Por supuesto, Rusia ha negado las acusaciones del gobierno británico y ha insistido en que son falsas, pero el Centro Nacional de Ciberseguridad británico (NCSC) está absolutamente convencido de que ha sido el grupo APT29 de la mano del Gobierno de Putin quienes han querido robar los datos de la vacuna de la Universidad de Oxford.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”34872″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Entre tanto, los resultados de las pruebas de esta vacuna de origen europeo son prometedores. Se generan los anticuerpos necesarios y parece que para septiembre AstraZeneca la tendrá preparada y solo quedará fabricar millones de dosis para poner a la venta. Cada frasco, según ha detallado el director de la biotecnológica, costará alrededor de dos euros.

    El NCSC británico ha afirmado en un comunicado que los ataques del grupo ruso aún siguen produciéndose y que utilizan una variedad de herramientas concretas y técnicas elaboradas, incluidos el spear-phishing y malware. “APT29 posiblemente continuará atacando a organizaciones involucradas en la investigación y desarrollo de la vacuna para COVID-19, ya que buscan responder preguntas adicionales de inteligencias relativas a la pandemia”, ha asegurado la NCSC en un comunicado.

    La vacuna de la Universidad de Oxford es la más avanzada de todas las que ya se están probando en humanos. Mientras que Moderna, una biotecnológica estadounidense, asegura que tendrá su vacuna lista para la primera mitad de 2021, Oxford ha apretado el acelerador y ya está fabricando viales a granel con el objetivo de poder ponerla en circulación cuanto antes.

    Las últimas fases que ha pasado la vacuna de Oxford son prometedoras y han mostrado “resultados prometedores” al haber estimulado la respuesta deseada del sistema inmune, según ha detallado este jueves los medios de comunicación británicos. Tanto es así, que parece haber llamado la atención de más de un hacker informático que ha buscado la forma de acceder a esta información para, según aseguran Inglaterra, Estados Unidos y Canadá, robar la fórmula.

    MODERNA, LÍO CON ESPAÑA

    Entre tanto, el Gobierno de España parece haber ignorado la posibilidad de posicionarse junto a otros países europeos para obtener cuanto antes la vacuna de Oxford. El Ministerio de Sanidad ha intermediado con Moderna para que Rovi, una farmacéutica española, entre en el proceso de elaboración de la vacuna. Y dentro de ese punto, el Gobierno espera poder meter mano y disponer de una situación privilegiada para acceder a más dosis de las esperadas y a un precio mejor.

    Son muchas las vacunas que están a punto de dar el pistoletazo de salida. La de Oxford es la más avanzada de todas, pero Moderna o CanSino, una compañía china, también parecen estar a tan solo un paso de desarrollar su propia vacuna. Moderna, de hecho, entra en la fase final de su vacuna este 27 de julio y se lanzará a inoculársela a más de 30.000 personas. Si todo sale bien, tal y como ha asegurado el ministro de Ciencia, Pedro Duque, España podrá disponer de una vacuna para principios de 2021.