miércoles, 28 julio 2021 11:29

Alcaldes de Toledo y Sevilla apelan al acuerdo en torno al uso del superávit: “Nadie está confiscando el dinero de otro”

La alcaldesa de Toledo y vicepresidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias, FEMP, Milagros Tolón, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, han apostado este sábado por un acuerdo de todos en torno al uso del superávit y los remanentes por parte de las entidades locales y han señalado, tras las críticas que ha generado la propuesta del Gobierno, que “nadie está confiscando el dinero de otro”.

En declaraciones a los medios en Toledo, tras la firma de un acuerdo de promoción turística, Tolón ha destacado la “inmensa labor” que está realizando el Gobierno central para ayudar a los ayuntamientos, que ha calificado como “algo sin precedentes”, destacando que el acuerdo que se intenta alcanzar “supone un respiro muy importante” para las entidades locales, ya que van a poder utilizar sus recursos tras la “política austericida” del PP.

Ese acuerdo, ha indicado, supone que los ayuntamientos puedan usar sus ahorros, que haya una línea específica de ayuda al transporte y flexibilizar la situación de las haciendas locales, no solo con el superávit sino con la regla de gasto, algo que es vital” para los 8.131 ayuntamientos del país en cuyos balcones “ondea la bandera de España”.

Milagros Tolón ha explicado que el acuerdo planteado lo harían “los ayuntamientos que quisieran”, recordando que muchos de ellos “no tienen remanentes” y a ellos “también se les ayuda”, incidiendo en que por vez primera los beneficiados son “los ayuntamientos de toda España”.

De ahí que haya apostado por alcanzar “cuanto mayor consenso mejor” independientemente del color político de cada alcalde, y por que “cuantas más aportaciones haya muchísimo mejor”.

En el mismo sentido, el alcalde de Sevilla se ha mostrado convencido de que “no hay ni un solo alcalde o alcaldesa que no esté de acuerdo en que tenemos que volver a recuperar la autonomía financiera”, destacando que fue la legislación del Gobierno del PP la que prohibió el uso de los remanentes.

Según ha detallado, el acuerdo planteado en este momento permitiría usar “al menos el 50 por ciento de remanente” en este mandato municipal, sin generar déficit. “Que podamos usar ese 50 por ciento y el resto del remanente pero a medida que el Gobierno de España nos lo va ingresando”.

ALTURA DE MIRAS

Espadas ha apuntado que esa es “la única fórmula que se encuentra sin cambiar las leyes” y se realizaría a través de una “transferencia voluntaria al Gobierno de España que luego se revierte a los entes locales.

“El planteamiento no es el que nos gustaría”, ha admitido el primer edil sevillano, pero comparando esto con “el cero del uso del remanente” ha visto la posibilidad que ahora se pone sobre la mesa “sensiblemente diferente”. De ahí que haya arremetido contra las “críticas exacerbadas, casi rasgándose las vestiduras” de algunos alcaldes, en clara referencia al PP.

El primer edil ha recordado que si no se alcanza un acuerdo el 31 de diciembre todos los ayuntamientos de España tendrán déficit, “y tener déficit en una administración significa que tienes más gastos que ingresos y un serio problema para prestar servicios públicos“, por lo que ha pedido no hacer de este asunto “ni demagogia ni confrontación política con el Gobierno de España”, aún teniendo claro que la legislación “hay que cambiarla” y que en ese punto estarán todos de acuerdo.

Finalmente, Juan Espadas ha considerado que la negociación en los próximos días debe verse “con altura de miras y sentido común” pues “nadie está diciendo que se va el dinero al Estado y no vuelve” sino que se habla de un plan de transferencias “ordenado en el tiempo” y una salida para refinanciar su deuda y contar con un presupuesto adicional para los gastos del COVID a los ayuntamientos que no tienen remanente ni ahorros, además de un fondo para el transporte urbano.

“Apoyemos en la negociación al presidente de la FEMP”, ha pedido, porque Abel Caballero “lo está haciendo muy bien y llegando al máximo acuerdo posible”, confiando en que la próxima semana se pueda avanzar, “porque es urgente“.