miércoles, 28 julio 2021 13:52

Ayuso espera que no se “pongan en duda” los datos en Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reconocido que las cosas al comienzo de la pandemia “iban mal” pero espera que ahora que “van bien” no se ponga en duda a Madrid cuando los madrileños han demostrado “un ejemplo de civismo” haciendo el uso de la mascarilla.

Ayuso ha participado esta tarde en la sesión ‘La sociedad abierta y sus enemigos’ dentro de los Cursos de Verano de El Escorial 2020 que organiza la Universidad Complutense de Madrid, junto con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañados del líder del PP, Pablo Casado.

Allí, ha indicado que la carga de presión para Madrid fue mayor pero que ahora justo cuando las cosas están yendo “bien” son la “sospecha” y se cuestiona el por qué Madrid no da los mismos contagios y si es porque está ocultando cifras. “Simplemente es porque en el momento los madrileños están dando un ejemplo de civismo. Hemos sido una Comunidad tan golpeada que hay una conciencia superior a la hora de utilizar las mascarillas”, ha sostenido, al tiempo que ha hecho hincapié en la cierta “relajación” que se ha podido observar en otros puntos de España.

Ahora, según ha explicado la presidenta, la mayoría de contagios se producen en el ámbito privado y la administración “no puede estar en todos los rincones con una cámara” por lo que han hecho una “gran pedagogía” para que la población madrileña haga uso de la mascarilla”.

“Ahora mismo los resultados son muy positivos para Madrid pero no podemos relajarnos, por eso estamos preparando todos los escenarios con rastreadores y poniendo a las personas y sus contactos en cuarentena”, ha defendido.

En declaraciones a los periodistas tras finalizar el encuentro, Ayuso ha insistido en que todos los ciudadanos están siguiendo a “rajatabla” las instrucciones que les han hecho. El uso de la mascarilla es obligatorio en espacios donde no se puede garantizar la distancia y cree que es algo que están acatando todos los madrileños.