martes, 27 julio 2021 21:08

Un perito aclara las causas del mal funcionamiento de la planta de Biogastur en Navia

Ya a finales del año 2018 se pusieron de manifiesto problemas financieros en Biogastur derivados del incumplimiento en los plazos de puesta en marcha y la imposibilidad de alcanzar los rendimientos de diseño de la planta. Más de año y medio después, el dictamen del perito demuestra que el origen de dichos problemas es el incumplimiento de Central Lechera Asturiana en lo referente a la calidad de los purines suministrados por sus ganaderías. El informe manifiesta también que la planta fue diseñada de acuerdo a unos supuestos de calidad del purín, con una cantidad mínima de materia orgánica -lo que permite generar biogás en el proceso de digestión-, validados en laboratorio autorizado con carácter previo al diseño y construcción de ésta.

El informe no solo concluye que la calidad del purín suministrado era casi un 40% inferior al contractualmente acordado para el diseño y funcionamiento de la planta, sino que una gran cantidad de éste, venía contaminado con arena -usada en las camas del ganado de determinadas granjas- y esto, estaba explícitamente prohibido; prohibición reiterada en múltiples ocasiones desde que la empresa comenzó a detectar su aparición. Esta gran acumulación de arena en planta, fue la causante de graves averías, de la paralización de operaciones y del deterioro acelerado de la instalación. Hecho este, también responsabilidad de Central Lechera Asturiana como se deduce de la relación contractual existente entre la cooperativa y Biogastur.

Varias han sido las noticias que han ido apareciendo en los últimos meses, relacionadas principalmente con el conflicto laboral que originó la precaria situación financiera de Biogastur, producto de los incumplimientos que ahora demuestra el dictamen. Hechos que han devenido en la adquisición por parte de Central Lechera Asturiana del 85% del capital, por el carácter estratégico que la planta tiene frente a las obligaciones de la PAC como su actual presidente Alberto Álvarez, explica en su última entrevista. “Se habla de que un 40% de las futuras ayudas de la PAC estarán vinculadas a aspectos ambientales. Partimos de una buena situación porque nuestra forma de producir ya es sostenible, lo es desde hace 50 años por el modelo familiar. A la par tenemos proyectos, el más notorio Biogastur, que es pionero e incluso se adelanta a las políticas de la UE. Unos de los aspectos reflejados ahí es la puesta en valor de los residuos orgánicos del vacuno“, dijo Álvarez cuando se le preguntó sobre este asunto.

Fuentes de la empresa han revelado el conflicto interno desatado, con ocasión de la emisión de dicho dictamen, entre el socio minoritario y Central Lechera Asturiana, entidad a quien se le reclama que indemnice los daños derivados del incumplimiento en el suministro de purín y a quien se acusa de haber tomado el control de la sociedad con el único objeto de ocultar su responsabilidad en esta cuestión.

Conocido por tanto el responsable, Central Lechera Asturiana, y las causas de los problemas que han generado la actual situación, es de esperar que en los próximos meses Biogastur tome las medidas oportunas para garantizar el éxito de la planta y prestar el servicio para el que fue concebida. Máxime, cuando programas europeos de financiación como el Innovation Fund o el de Cambio Climático, tienen miles de millones de euros disponibles para apoyar proyectos con tanto impacto local, medioambiental y tecnológico como es Biogastur.