domingo, 1 agosto 2021 16:50

Cs celebra el acuerdo europeo y pide al Gobierno las reformas pendientes

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha celebrado el acuerdo de los líderes europeos para crear un fondo de recuperación de 750.000 millones de euros con el que relanzar las economías del bloque comunitario tras el impacto del coronavirus, y ha dicho que ahora el Gobierno de Pedro Sánchez debe estar a la altura y destinar los fondos que reciba a impulsar reformas estructurales pendientes.

En una rueda de prensa telemática en la Cámara Baja, Bal ha expresado la “alegría” de su grupo por el acuerdo alcanzado este martes en Bruselas por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, que incluye 390.000 millones de euros en transferencias y 360.000 millones en préstamos.

España obtendrá cerca de 140.000 millones, de los cuales unos 72.700 millones serán en transferencias y el resto en préstamos, lo que en la práctica supone casi 5.000 millones menos en subsidios a fondo perdido con respecto a la propuesta de la Comisión Europea.

“Es un buen día para los que creemos en España y en Europa. Es un mal día para los que no creen en España, para los que no piensan en el interés general de España y para los que tampoco creen en el proyecto europeo”, ha afirmado el portavoz parlamentario de Cs.

LA UE HA DADO “MUCHOS AVISOS” A ESPAÑA

A su juicio, la respuesta de la UE a la crisis económica y social generada por el Covid-19 ha sido “rápida y contundente”, y ahora “le toca cumplir” al Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos. “Europa nos ha dado muchos avisos en esta negociación”, ha señalado, añadiendo que España debe acometer reformas estructurales pendientes desde hace tiempo porque los sucesivos gobiernos del PSOE y del PP no las han impulsado.

Bal ha instado a Sánchez a pactar esas reformas con la oposición y con los agentes sociales porque, según ha advertido, España tiene la obligación de “invertir bien” los fondos europeos. Considera que el reparto de ese dinero no se puede “dejar en manos de populistas” –en alusión a Unidas Podemos– “y nacionalistas” porque “Europa no lo admitiría”.

Según ha destacado, en el Parlamento Europeo los conservadores (PP), los socialdemócratas (PSOE) y los liberales (Cs) siempre tratan de llegar a acuerdos y votan pensando en “lo mejor para España”, mientras que “los populistas, los nacionalistas y los independentistas se encuentran insertos en grupos radicales” que, a su modo de ver, no persiguen ese interés general.

En cuanto al papel de Podemos a partir de ahora, ha dicho que tendrán que decidir “de qué lado están”, y que espera que finalmente elijan “la razón, el pragmatismo y el sentido común”.

El diputado ha resaltado que, en las negociaciones sobre los fondos de reconstrucción europeos, Ciudadanos ha estado “en todo momento al lado del Gobierno” para ayudar a conseguir “un buen acuerdo para España”, como cree que finalmente ha ocurrido. En su opinión, los líderes europeos han trazado un plan “muy ambicioso” que moviliza “una cantidad ingente de recursos económicos” para que los países puedan afrontar la crisis.

REFORMAS EN CINCO EJES

Respecto a las reformas que, según la formación naranja, debería llevar a cabo España, Bal ha mencionado cinco ejes: establecer un nuevo marco laboral ajustado a “la realidad del siglo XXI”, proteger y reformar el sistema sanitario, alcanzar un pacto por la educación que “no deje a nadie fuera”, promover la digitalización de las Administraciones Públicas y mejorar sus cartas de servicio e impulsar la actividad económica en un marco de desarrollo sostenible que apueste por la innovación, el desarrollo y la investigación.

En el ámbito laboral, Bal ha rechazado la pretensión de Unidas Podemos de derogar íntegramente la legislación actual, aprobada por el PP en 2012. “Ya en el acuerdo de investidura” entre el PSOE y Podemos “era un disparate, una cosa irrealizable y algo malo para España”, pero ahora, “ante la epidemia y la crisis social y económica, me parece una utopía”, ha manifestado.

Lo que hay que hacer, a su juicio, no es cambiar el modelo laboral cada vez que cambia el gobierno, sino alcanzar un pacto de Estado para que el Ejecutivo, la oposición y los agentes sociales consensúen un marco laboral que “se acomode a las necesidades económicas y productivas” actuales, con “pleno respeto de los derechos de los trabajadores”.

Por otro lado, el portavoz ha recalcado la importancia de aprender de los “errores” que se cometieron tras la crisis financiera de 2008, como el incumplimiento de los objetivos de déficit o el “despilfarro” de dinero público en las cajas de ahorro y en infraestructuras que no se usan.

RECLAMA UNOS PRESUPUESTOS MODERADOS Y PRAGMÁTICOS

En relación con los Presupuestos Generales del Estado de 2021, que estarán condicionados por los términos de la ayuda europea, ha dicho que Ciudadanos se sentará “de buena fe a negociarlos”, pero que Sánchez debe plantear unas cuentas públicas “moderadas, pragmáticas, que aporten soluciones” y que miren al “centro” y “se alejen de los populismos y los nacionalismos”.

En esa negociación, reivindicarán, entre otras cosas, “la igualdad de todos los españoles en todas partes del territorio nacional” y que se protejan la escuela concertada, no solo la pública, y los centros de educación especial.