domingo, 25 julio 2021 05:11

Dos menores detenidas por la brutal paliza a una adolescente en Meco

La Guardia Civil ha detenido a dos chicas de 14 años por la brutal paliza que propinaron a una adolescente en Meco hace unos días y ha identificado como participantes en la pelea a los siete menores, ha informado este miércoles la Comandancia de Madrid en una nota de prensa.

Concretamente, los guardias civiles pertenecientes equipo de Policía Judicial de Paracuellos del Jarama, tras una minuciosa investigación, han logrado identificar a trece menores, entre los que se encuentran los siete jóvenes, cinco de ellos inimputables por no haber cumplido 14 años de edad. Asimismo, han tomado declaración como testigos a varios niños más. Los agentes dan el caso por resuelto y no se practicarán más detenciones.

Los hechos se remontan al pasado 5 de julio por la tarde, cuando un grupo de menores abordó a otra menor de 16 años, y le propinaron numerosos golpes que provocaron su ingreso en el hospital de la Princesa de Madrid, donde recibirá el alta esta misma semana.

Tras poner la madre de la menor los hechos en conocimiento de la Guardia Civil de Meco, los agentes del Puesto pasaron la investigación a los especialistas en Policía Judicial, que iniciaron las labores propias para lograr localizar e identificar a los autores de los hechos.

Después recabar las informaciones oportunas, los agentes en conocimiento de lo acaecido a la Fiscalía de Menores de la Comunidad de Madrid con la que se ha actuado en todo momento.

Durante la investigación los agentes han intervenido dos teléfonos móviles que están siendo objeto de estudio por si pudieran contener elementos relacionados con la investigación.

Tras concluir la investigación por un presunto delito de lesiones graves, las dos menores detenidas pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores de la Comunidad de Madrid, decretándose su puesta en libertad bajo la tutela de sus padres o tutores.

La decisión de Fiscalía de no enviar a un centro de menores infractores a las dos arrestadas se produce porque entiende que el aneurisma cerebral que presentaba es congénito y no tendría relación con la agresión, ya que fue detectado al día siguiente, una cuestión que pone en duda la familia, han indicado fuentes de la investigación.