sábado, 31 julio 2021 19:39

Vox tilda de “sonrojante” el papel de España en Bruselas

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha calificado este miércoles de “sonrojante” el papel jugado por España en Bruselas y ha exigido que los fondos para la recuperación no se destinen a la atención de inmigrantes ilegales y contribuyan a aumentar el efecto llamada.

En rueda de prensa en el Congreso, Espinosa de los Monteros ha reprochado al PSOE que esta semana reciba “con aplausos” un acuerdo europeo que rechazaba hace tan solo unos días. Y ha puesto el acento en los fondos de la Política Agraria Común (PAC), que según Vox supondrán para España la pérdida de 5.000 millones de euros.

Este martes, el ministro de Agricultura, Luis Planas, defendió el acuerdo alcanzado y detalló que el sector recibirá 6.800 millones de euros anuales, con 700.000 perceptores que serán beneficiarios de estas ayuda.

Sin embargo, el portavoz de Vox ha insistido en sus críticas al acuerdo y ha garantizado que su partido trabajará para “tratar de revertir los perjudiciales efectos” que éste tenga para el sector agrícola.

Pero además, Espinosa de los Monteros ha censurado que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, dijera que el 25 por ciento del Fondo Social Europeo deberá ir destinado a la inclusión social y la integración de personas migrantes. Según ha leído, la literalidad del texto dice que ese porcentaje debe dedicarse a la inclusión social, incluidos los inmigrantes pero no exclusivamente.

“Eso no quiere decir que todo ese dinero tenga que ir al efecto llamada”, ha insistido el portavoz parlamentario de Vox criticando la postura de Iglesias en un momento “crítico” en el que España cuenta con “refugiados nacionales” en situación de extrema necesidad.

Para Espinosa de los Monteros es “insultante” que el vicepresidente segundo diga una cuantía de los fodos europeos deban dedicarse a la atención a los inmigrantes, a la vez que el Gobierno aprueba un plan de cooperación con países en desarrollo con una cuantía de 1.700 millones de euros.

“Nos preocupa la actitud del Gobierno socialcomunista sobre cómo gastar ese dinero europeo”, ha insistido piendo que se dedique a los españoles e inmigrantes legales en vez de generar “nuevos efectos llamada” para atraer a España a personas “que no se pueden mantener y generen conflictos”.