lunes, 18 enero 2021 17:40

FSIE pide más personal y test a todos los empleados de escuelas infantiles

FSIE-Comunitat Valenciana, sindicato mayoritario en la enseñanza concertada, reclama al Consell y a los diferentes ayuntamientos “un compromiso real” con las escuelas infantiles para que “adopten las medidas necesarias para que se pueda dotar a los centros de más personal” y afrontar así “la etapa post-Covid y que se realicen test a todos los profesionales que trabajan en estos centros”.

La organización ha hecho estas reivindicaciones de cara a la incorporación a las aulas en las escuelas de educación infantil curso 2020-21. En este sentido, señala que se trata de trabajadores con “horario extenso, en el que, no solo se ejerce función educativa integral, sino que también se realizan actividades relacionadas con la salud, higiene y alimentación”. Esta “nueva realidad” va a suponer una “carga añadida en la jornada de los profesionales para realizar las tareas rutinarias”, advierte.

Ante esta situación, FSIE afirma que es necesario que las escuelas puedan contar con más personal para apoyar las diferentes actividades y el material necesario para realizar los hábitos diarios de alimentación e higiene porque “las educadoras/es comparten espacios, juegos, materiales, los niños interactúan constantemente, y nos preocupa ser foco de contagio, para sus familias y para las nuestras”.

Queremos que se trabaje con la mayor seguridad, y entendemos que para ello hace falta que la administración adopte las medidas necesarias para que se pueda dotar a los centros de más personal para mayor eficacia en el desarrollo de nuestra función“, añaden.

Así, explican en un comunicado, los centros “han elaborado planes de contingencia, donde se detallan todas las medidas preventivas higiénico sanitarias, para garantizar la seguridad de los alumnos y la continuidad laboral del personal que les atiende y educa”.

“Por lo tanto nuestro desempeño laboral pasa por mantener unas medidas muy estrictas de higiene y prevención, manteniendo la cercanía y el contacto con los alumnos, tanto para satisfacer necesidades físicas como emocionales”, manifiestan desde FSIE.

Ante este grado de implicación, desde FSIE solicitan “a las diferentes administraciones, locales y autonómicas, que valoren en justa medida la labor del personal de estos centros”.

Además, FSIE pide que antes de que se produzca la incorporación de las personas trabajadoras a sus funciones la empresa se deberá realizar test a todos los profesionales que desarrollan su función en los centros infantiles, para valorar la exposición de las personas trabajadoras en cada una de las tareas diferenciadas que realizan.

También abogan por que la administración dé “apoyo económico” para que los profesionales puedan volver a sus puestos de trabajo ya que “muchos de ellos se han visto afectados por despidos o ERTE debido a la pandemia”.

Las escuelas infantiles, como cualquier otro centro educativo, se han visto obligadas, ante la pandemia causada por el Covid-19, al cierre temporal de los centros y la suspensión de toda actividad y “necesitan estabilidad para un sector fundamental para el sistema educativo de la Comunitat”, concluyen.