martes, 19 enero 2021 12:43

Parejas de OT que prometían mucho y no duraron ni dos telediarios

el corte ingles

Si hablamos de parejas de OT, a todos nos viene a la cabeza Bisbal y Chenoa, una historia de amor que vivimos casi en directo y que tras el concurso no ocultaron. La cosa no acabó bien y sigue trayendo cola, pero al menos duraron. Operación Triunfo es un concurso de canto, pero el encierro dentro de la academia siempre ha tenido una segunda raíz de fondo como son las parejas de triunfitos. La mayoría prometían mucho pero no duraron ni dos telediarios.

Pocas son las generaciones en las que no ha pasado nada​, y menos las ocasiones en las que el programa no ha tardado en tratar de sacar tema donde no lo había. Pero la lista es amplia y eso que seguramente algunas no han trascendido o fueron meros líos. A pesar de que reinan las rupturas, OT ha propiciado matrimonios o, incluso, hijos entre los concursantes.

OT 1, ya la primera edición fue muy prolífica en amores

OT Gisela Lladó - David Bustamante

Aunque todos acabaron mal y la mayoría no duraron apenas, al marge del caso BisbalChenoa.

Geno y Álex

Geno, la primera expulsada de OT y única en la historia en entrar dos veces en el programa -siendo expulsada, también, en las primeras galas de la edición que terminó de manera precipitada- confesaron haber empezado algo antes de entrar en la academia. De hecho, su relación duró desde los cástings hasta el inicio del reality. Pero lo de Álex es tremendo porque también tuvo un lío, en este caso ya en la academia, con Verónica. Siguieron fuera de la academia pero duró muy poco.

Gisela y Bustamante

Parecido al otro David, Bustamante y Gisela también nos dejaron una actuación histórica con su dúo -cantando el Vivo por ella– que demostró su buena química. Sin embargo, nunca terminó siendo tan serio como lo de Bisbal y Chenoa… aunque también han admitido que “algo hubo”.

Natalia y Naím

La benjamina del programa y el que lo tenía todo: carisma, arte y un don. Quizá pasó más desapercibido que las anteriores relaciones aquí mostradas, pero parecían una de las apuestas seguras a que iban a terminar bien. Se podría decir que se juntaron los guapos de la edición, aunque no duro casi nada el invento.

Nuria Fergó y Manu Tenorio

Era un amor de película, o de culebrón casi, por los perfiles artísticos de ambos. Ambos cantaban música más adulta, boleros… y su amada Andalucía. Sin duda alguna, eran los triunfitos que más en común tenían y los que mejor podían haber terminado. De hecho, a pesar de hacer mucho tiempo que terminaron, siempre se han mostrado con buen rollo y congeniando.

Alejandro Parreño y Mireia Montávez

Mireia Montávez fue la segunda expulsada de la primera edición de OT. Aunque, a pesar de permanecer poco tiempo dentro de la academia, no perdió el tiempo. Con su compañero de edición, Alejandro Parreño, confesaron haber probado de tener una relación formal una vez finalizó el programa. De hecho, se conocieron bien durante las giras posteriores… pero el experimento no cuajó. Veremos luego que pasó con Mireia.