domingo, 28 febrero 2021 08:08

El Govern estudiará personarse por el caso 3% “si ha habido algún perjuicio para la Generalitat”

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha asegurado que los servicios jurídicos de la Generalitat van a estudiar el sumario del caso 3% de presunta financiación irregular, que afecta a CDC y al PDeCAT, y sobre esta base jurídica el Govern valorará personarse “si ha habido algún perjuicio para la Generalitat”.

“Si la conclusión es que sí, quiero recordar que no es que podamos decidir, sino que tenemos la obligación de defender los intereses de la Generalitat y es una opción que valoraremos en su momento sobre una base jurídica”, ha asegurado Budó en una entrevista este lunes en RNE recogida por Europa Press.

El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía y Hacienda, Pere Aragonès, afirmó este domingo que la Generalitat debe personarse como acusación particular en el caso 3% y Budó ha sostenido que en este caso “no ha habido malversación de caudales públicos”.

GESTIÓN DEL CORONAVIRUS

Preguntada por si las comunidades autónomas deberían tener más herramientas para tomar medidas para frenar la pandemia del coronavirus, Budó ha criticado que los ejecutivos autonómicos tengan que solicitar autorización a los tribunales para tomar medidas y ha reclamado “mecanismos legales que permitan tomar estas decisiones, necesarias y urgentes” a los gobiernos autonómicos, algo que asegura que han reivindicado desde que se acabó el estado de alarma.

Budó ha explicado que la evolución de los rebrotes es la que esperaban, ha reconocido que “están apareciendo nuevos en otros sitios del país“, como en el Vallès, y que se deberá tomar medidas controlarlos, pero ha descartado un confinamiento.

“Si vemos que con las medidas no se pudiera controlar rebrotes, deberíamos tomar otras medidas mas restrictivas. En estos momentos, a no ser que los expertos digan otra cosa, no se está restringiendo movilidad”, ha concretado Budó.

Además, la portavoz de la Generalitat ha asegurado que los servicios jurídicos del Govern “están ultimando el recurso” para que los locales de ocio nocturno cierren a medianoche, que se presentará en las próximas horas.

CONFERENCIA DE PRESIDENTES

Preguntada por si el lehendakari, Íñigo Urkullu, habló con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, para comunicarle que asistiría a la Conferencia de Presidentes el viernes, Budó ha dicho: “No le puedo responder, hubo diálogo entre gabinetes”, y ha destacado que el Govern tenía claro que no asistirían.

“Teníamos claro que esta cogobernanza no existiría, lo hemos comprobado durante la pandemia”, ha dicho Budó, que ha criticado que no se debatieran los Fondos Europeos en la Conferencia de Presidentes del viernes, y ha recordado que Torra pidió asistir de manera telemática pero no se le permitió.

“Nunca hemos dicho de no asistir. Las reuniones telemáticas son una herramienta útil, no tendría sentido que después de tantas reuniones telemáticas no se puedan seguir haciendo”, ha señalado Budó, que ha añadido que si la próxima Conferencia de Presidentes a finales de agosto es telemática el Govern asistirá con mucha probabilidad, en sus palabras.

Ha reclamado al Gobierno que permita a la Generalitat incrementar el déficit y también ha subrayado que los ayuntamientos deben poder usar su superávit para “hacer frente a gastos y la reactivación económica y social” tras la pandemia.

ELECCIONES EN CATALUÑA

Al ser preguntada por si Torra consensuará la fecha de las elecciones catalanas con sus socios de Govern, Budó ha dicho que le corresponde a él decirlo: “El presidente siempre escucha a los miembros del Govern. Escuchara a quien crea oportuno o con quien él quiera consultar este tema”, ha zanjado.

Además, la consellera ha dicho que “no hay tensión” en las relaciones entre el Govern y la Iglesia, tras la apertura de un expediente sancionador al Arzobispado de Barcelona por la celebración de una misa por los fallecidos por la Covid-19 contraria a las medidas dictadas por la Generalitat.

“Las relaciones deben ser de absoluta normalidad, no iría tan a fondo”, ha afirmado Budó, que ha añadido que ahora ya se ha incrementado a más de 10 personas el aforo permitido en las liturgias.