jueves, 4 marzo 2021 01:18

Parlamento analizará la petición de Vox de repetir su constitución

La nueva Mesa del Parlamento Vasco analizará este jueves la petición de Vox de anulación del pleno constitutivo de la Cámara celebrado este pasado lunes y su repetición para que los parlamentarios juren o prometan acatar la Constitución.

Todo apunta a que se rechazará la pretensión de la representante de esta formación, Amaia Martínez, tal como ya se ha hecho en otras ocasiones. El mismo lunes, la Mesa de la Diputación Permanente, antes de la sesión plenaria, desestimó la petición realizada en este sentido por el parlamentario del PP Carmelo Barrio, aunque por cuestiones formales.

Sin embargo, este órgano ya argumentaba en su resolución que el Reglamento del Parlamento Vasco, en su artículo 9.1, recoge que los parlamentarios electos adquirirán plena condición como representantes de la Cámara cuando cumplan los requisitos de presentar su credencial, cumplimentar las declaraciones de actividades o bienes, y acudir a la sesión constitutiva para ocupar su escaño.

De esta forma, subrayaba que, según el reglamento del Parlamento y los precedentes de legislaturas anteriores, no es necesario la jura o promesa de acatamiento a la Constitución para tomar posesión como parlamentario.

Barrio había alegado, en su escrito, que el apartado 8 del artículo 108 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) dispone que, “en el momento de tomar posesión y para adquirir la plena condición de sus cargos, los candidatos electos deben jurar o prometer acatamiento a la Constitución, así como cumplimentar los demás requisitos previstos en las leyes o reglamentos respectivos”. A su juicio, “no puede asumirse como normal que los parlamentarios vascos no acaten la Constitución” porque supone “una anormalidad”.

RESOLUCIÓN DEL TC

En octubre de 2017 fue el propio Tribunal Constitucional el que rechazó un recurso presentado por el Partido Popular después de que, durante el pleno de constitución del Parlamento Vasco del 21 de octubre de 2016, el entonces portavoz del PP, Borja Sémper, pidiera que los parlamentarios acatasen la Carta Marga para adquirir su condición de diputados, tal como contempla el artículo 108.8 de la LOREG, un planteamiento que fue rechazado por mayoría de los miembros de la Mesa de Edad.

Posteriormente, el Partido Popular recurrió a la Mesa de la Cámara vasca, que ratificó desestimarlo. Finalmente, el Constitucional rechazó el recurso de amparo que presentaron los populares, en el que solicitaban que se declarase la nulidad de ambas resoluciones y que el alto tribunal determinara que los parlamentarios vascos, para adquirir la plena condición de diputados, debían jurar o prometer el acatamiento a la Constitución.