domingo, 7 marzo 2021 06:44

Según tus piernas, así serás en la intimidad

Las piernas son una de las partes de la anatomía del cuerpo humano que nos resultan más sexys. Pero, ¿por qué? Seguro que, en más de una ocasión, has visto a alguien por primera vez y has pensado que debe ser bastante bueno en la cama. ¿Es este un pensamiento casual, puro instinto, o es algo que cuenta con un argumento sólido?

Para averiguarlo, primero debemos indagar sobre qué diferentes tipos de extremidades inferiores existen. Con tan solo mirar a una persona, podemos averiguar cómo se comporta en la intimidad. Sí, al igual que sucede con otras partes del cuerpo, como los dedos, de un primer vistazo, podremos conocer cómo es una persona en la cama mirando un poco más abajo.

Aunque es poco común tenerlo en cuenta, es un factor importante. Descubre cómo eres en la intimidad según el tipo de piernas que tengas.

Una cuestión de hormonas que no podemos controlar

hormonas piernas

Nuestro tipo de cuerpo es una de tantas cosas que no podemos elegir en la vida. Por eso, hay algunos afortunados que cuentan con una constitución resistente y una genética envidiable y otros que necesitan de horas y horas en el gimnasio para igualar el nivel.

Sea como sea, la de las piernas es una cuestión de hormonas. Sí, aunque no lo parezca, según el tipo de cuerpo que tengamos seremos de una forma u otra en la intimidad. Aunque suene como el típico tópico del tamaño de las manos o la nariz, lo cierto es que parece contar con un argumento sólido.

Precisamente es ese. Según muchos expertos, la constitución de nuestro cuerpo tiene mucha relación con la forma en que se encuentran configuradas nuestras hormonas. Por eso, de ahí es de donde nace la relación entre esto y la forma en la que sentimos y cómo demostramos el placer. Es decir, muy relacionado con la forma de comportarnos en la cama con nuestra pareja.

Las piernas no lo son todo, no te agobies

sexualidad

Parece que tienen un importante peso en nuestras relaciones. Sin embargo, debemos saber que la forma de nuestro cuerpo y, sobre todo, de nuestras piernas, no son completamente determinantes en la forma que nos comportamos en el terreno sexual.

La clave para ser o no bueno en la cama es, en definitiva, la entrega. Se trata de proporcionar placer a la otra persona y también a nosotros mismos. Esta es la razón principal de mantener una relación íntima, divertida, placentera y, sobre todo, sana.

Es decir, no debemos creernos superiores si nuestro tipo de piernas coincide con el que mejor es en la cama, ni tampoco debemos sentirnos mal si no contamos con determinado tipo de cuerpo.

Comienza mirándote al espejo para averiguarlo

tipos piernas

Antes de pasar a ver cuántos tipos de piernas hay y qué quiere decir cada uno de ellos, lo primero que debemos hacer es, dejar atrás los prejuicios e inseguridades y colocarnos frente al espejo. Mejor si lo hacemos desnudos o, al menos, con nuestras extremidades inferiores al descubierto.

Puede que no creas en estas cosas ni encuentres la relación directa entre tu cuerpo y tu forma de ser en la cama, ni siquiera aunque conozcas la importancia de las hormonas. Sin embargo, aunque solo sea por curiosidad, es bueno comprobarlo.

Lo primero que debemos saber es que existen cuatro tipos de piernas distintos, por lo que las tuyas seguro que se encuentran en las siguientes definiciones. Si ya estás preparado, es el momento de conocer cómo eres en la intimidad según esta parte de tu cuerpo.

Primer tipo de piernas, el de los más tímidos

timidez sexo

Este primer tipo de piernas se reconoce porque las extremidades inferiores se encuentran demasiado juntas a nivel visual. Según la teoría, eres una persona tímida en el momento de mantener relaciones íntimas.

Puede que estés situado en el grupo de personas a los que les cuesta tomar la iniciativa, sobre todo en materia sexual. Es decir, prefieres que la otra persona tome las riendas de la situación.

Sin embargo, eso no quiere decir que seas malo en la cama ni mucho menos. Tan solo que te cuesta dar el primer paso en lo que a la sexualidad se refiere.

Segundo tipo de piernas, el de los aventureros

personas atrevidas piernas

Aquí podemos encontrar ese tipo de piernas que tan solo se rozan en la zona de los tobillos. Se considera que las personas que tienen este tipo de extremidades son aquellas a las que más les gusta correr riesgos y aventuras.

Además de ser personas creativas en sus trabajos, también lo son en la cama. Son personas que se caracterizan por estar al tanto de todo y a las que les encanta llevar la iniciativa.

Salir de la monotonía, innovar, usar juguetes sexuales… Es un tipo de persona perfecto para encajar con los del primer grupo, de un perfil mucho más sumiso en el dormitorio.

Tercer tipo, el de los románticos

romanticismo

Si, ahora que estás frente al espejo, estás viendo que tus muslos están rozándose prácticamente al completo pero tus espinillas ni se rozan, perteneces al tercer grupo.

Entonces, debes saber que eres una persona romántica y que se encuentra muy en sintonía con los detalles. Eres dulce, sobre todo al principio, aunque te gusta cambiar los papeles.

Por ejemplo, empiezas en la cama siendo pausado y romántico para terminar convirtiéndote en todo un salvaje cuando de verdad llega el momento de la pasión.

Último grupo, el de los tradicionales

personas tradicionales

El último grupo lo forman las personas con las piernas más comunes. Los muslos se rozan en la parte superior, y las rodillas, las pantorrillas y los tobillos también se rozan. Es decir, eres todo un clásico y tradicional.

El misionero es tu postura favorita en el dormitorio, aunque eso no quiere decir que seas aburrido. Los experimentos no van contigo, ni tampoco innovar demasiado en los encuentros sexuales. Sin embargo, si tu pareja desea probar cosas nuevas, tampoco te niegas en rotundo a probarlo.

Hay piernas comunes, hay piernas particulares. Lo cierto es que, según las hormonas, los diferentes tipos pertenecen a un grupo u otro de personas, separados por sus preferencias sexuales en la cama.