viernes, 24 septiembre 2021 13:41

Estas son las zonas de España con más okupas

La operación retorno ha comenzado. La última semana de grandes movimientos de masas de ciudadanos que han salido de sus viviendas habituales para disfrutar de las vacaciones lejos de casa, comienza. Muchos temen que, a su regreso, se encuentren la vivienda okupada. Y es que en las últimas semanas los datos y casos de okupaciones han llenado las portadas de los medios. La mayoría de los propietarios de segundas viviendas viven con este temor. ¿Cuáles son las zonas con más okupas de España? ¿Dónde es un problema real?

Según el Ministerio de Fomento, el parque de vivienda en España se sitúa alrededor de los 26 millones. Más de 19 millones se corresponden con viviendas habituales. Los datos del último censo del Instituto Nacional de Estadística (INE) –de 2011– estima que hay unos 3,4 millones de inmuebles vacíos. ¿Cuántos de estos han sido okupados en los últimos años? Según el Sistema Estadístico de Criminalidad (SEC), dependiente del Ministerio del Interior, en 2019 fueron usurpados 14.621 inmuebles. En el primer semestre de 2020 se ha registrado un ligero repunte, con 7.450 denuncias. ¿Dónde es más probable que me okupen la vivienda si no es vivienda habitual?

LAS ZONAS CON MÁS OKUPAS DE ESPAÑA (Y LAS QUE MENOS OKUPACIONES REGISTRAN)

Cataluña continua como una de las autonomías con más índice de okupación. De las 7450 denuncias contra okupas, 3.611 son originarias de esta autonomía. Lo más preocupante es que casi son 500 más que en mismo periodo del año anterior. De esta forma, la región se sitúa como el epicentro del problema de la okupación. Sus datos están muy lejos de las 1.183 denuncias presentadas en Andalucía, o las 657 que contabiliza la comunidad de Madrid. Más concretamente, la provincia de Barcelona es la que concentra la mayoría de los casos, siendo el resto de áreas zonas con menos okupas (por debajo de 500 denuncias en Gerona o Tarragona, y menos de estas en Lérida). De hecho, Gerona y Tarragona se encuentran al mismo nivel de problemática que Madrid, Sevilla o Valencia.

No obstante, los datos del Sistema Estadístico de Criminalidad (SEC) del Ministerio del Interior muestran una preocupante tendencia al alza de los casos de okupación en España, sobre todo desde 2017. Más aún si cabe dado que hay muchos casos de okupaciones que no han sido denunciados.

ALLANAMIENTO Y USURPACIÓN.

¿Qué se entiende por okupación? Según la jurisprudencia, se establece la consideración de okupas a las personas que acceden a un inmueble que no es suyo con la voluntad de permanencia en la vivienda. En este concepto, la violencia no está contemplada para su categorización, ni siquiera para delimitar las penas y responsabilidades en las que puedan incurrir. Ahora bien, si hay violencia a terceros, pasa de una okupación a una usurpación, y aquí la consideración penal si varía.

Los okupas que se meten en una vivienda se pueden enfrentar a sanciones de entre 3 a 6 meses de multa pero no de cárcel.

VIVIENDA HABITUAL O SEGUNDA VIVIENDA

La usurpación de vivienda se considera que se produce una okupación de una propiedad que no está utilizando el propietario. Cuando el propietario es el inquilino y llegan los okupas y hacen «suya» la vivienda, se considera como un allanamiento de morada y está tipificado penalmente en Código Penal con una pena de prisión de entre 6 meses a 2 años.

Eso sí, para que intervenga la policía, la denuncia se debe tramitar en las 48 horas siguientes a la okupación, con la concurrencia de todos los testigos que puedan dar su versión sobre la okupación.

Si no se trata de una vivienda habitual, lo ideal es acudir directamente a la vía civil para interponer una demanda de desahucio. La policía, en estos casos, no puede intervenir. Si los okupas han entrado sin violencia, la sanción penal se quedaría únicamente en seis meses de cárcel; dos años si se ha producido violencia en el allanamiento. En cualquier situación, el testimonio de los vecinos puede ser determinante.