sábado, 26 noviembre 2022 23:22

Ayuso rectifica tarde y mal: los toros la cuestan otro disgusto

Donde dije digo, digo Diego. Este es el resumen de la crisis de los toros de Ayuso. La enésima polémica que rodea a la presidente de la Comunidad de Madrid en las últimas semanas. Después de tomar la decisión de cerrar el ocio nocturno, su ejecutivo, a través de la secretaría de Sanidad responsable de autorizar los eventos con amplias concentraciones de personas, dio el visto bueno a una corrida de toros en Alcalá de Henares. Casi un mes después ha rectificado. Su excusa, la evolución epidemiológica de la zona de Alcalá y de la propia Comunidad.

EL RELATO DE LA CORRIDA CANCELADA IN EXTREMIS

El pasado 31 de julio fue autorizada la corrida propuesta por los organizadores y el Ayuntamiento de la localidad, por la dirección general de Seguridad, eso sí, con la coletilla de posibles cambios a expensas de la evolución epidemiológica en la zona.

Ya desde el minuto uno hubo tensiones en el Gobierno, pues la consejería, órgano del que depende la secretaría de Sanidad, desaconsejaba la celebración dado que se esperaba una gran afluencia de público. Aun cuando los organizadores presentaron todas las medidas de seguridad, incluidas las limitaciones de aforo, se espera que casi 4000 personas se congregaran en la plaza y sus alrededores para el evento taurino.

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, socialista, ha mostrado su indignación con la incertidumbre que les ha generado a los organizadores y al pueblo, el mensaje contradictorio del Gobierno de Díaz Ayuso. «Es indignante que desde el mismo Gobierno se emitan directrices contrarias con algo tan delicado como la salud pública», ha explicado en una entrevista a eldiario.es

Y es que a escasas horas de que comenzara el evento, la Comunidad de Madrid ha resuelto por fin quitar el beneplácito para la celebración del evento que había concedido 24 horas antes. Eso sí, el Ayuntamiento también ha mostrado un doble discurso, puesto que ha alertado del peligro de la corrida, pero no de otro tipo de eventos que también se van a celebrar al aire libre esos mismos días.

El alcalde publicaba hoy en Twitter su decisión de solicitar la suspensión de los festejos taurinos a los juzgados de lo contencioso administrativo mediante una medida cautelarísima. «Parece que el eco de la denuncia alcanzó por fin los oídos de (Isabel Díaz) Ayuso«, ha añadido en dicha publicación.

LOS TOROS, LA EXCUSA PARA CONFRONTAR A AYUSO

Se da la circunstancia de que el regidor de la localidad se ve forzado, por un contrato de concesión de explotación de la plaza, a celebrar cada año las corridas, aun cuando por convicción no lo permitiría. Ya a primera hora de la mañana, Rodríguez Palacio jugaba sus cartas: “no queremos esta corrida”, y se amparaba en la evaluación de riesgos solicitada hace una semana, aprobada por el organismo de Sanidad de Madrid competente.

Ahora lamenta el perjuicio para el empresario taurino que había hecho todas las adaptaciones e inversiones en materia de seguridad sanitaria. Por supuesto, a él también le han llovido críticas por el juego sucio de haberse quitado de encima un evento que no quería en el pueblo que él gobierna (independientemente de que una parte de la población así lo desee).

LA TAUROMAQUIA RESPONDE: TOROS NO,Ayuso rectifica tarde y mal: los toros la cuestan otro disgusto CONCIERTOS SÍ

Desde el mundo del toro y la tauromaquia ya hay voces que se quejan, de nuevo, del trato que recibe el sector. Así, se muestran desconcertados por que se autoricen conciertos en la misma localidad, pero no una corrida de toros. Y es que, entre las actividades planteadas por la comisión de festejos de la localidad de Alcalá de Henares, Sanidad de Madrid no ha cancelado el concierto de Diego “El Cigala” ni el de Comandante Lara.     

Ambos eventos tendrán lugar este fin de semana, en la Huerta del Obispo, una campa amplia donde a lo largo del verano el Ayuntamiento ha instalado un cine al aire libre. ¿Se respetaba entonces la distancia de seguridad? Dado que las autoridades sanitarias madrileñas los han autorizado, es de suponer que está contempladas todas las medidas de seguridad, máxime ante las puertas de la segunda ola del covid-19.