miércoles, 7 diciembre 2022 17:01

Fernando Simón o el Santo cura de Ars: un parecido que asusta

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha comparecido como cada tarde para dar cuenta de las últimas noticias y datos sobre la crisis del coronavirus. Se ha convertido desde hace meses en el rostro más conocido del Gobierno, y el más famoso. Las críticas de su gestión no han impedido una vertiente contraria: la de los seguidores, hasta tal punto de ser un icono plasmado en camisetas o tazas. Prácticamente una marca.

Coronavirus Camisetas de Fernando Simón: modelos, características,  precios... - AS.com

El clon de Fernando Simón

Para unos, Fernando Simón es un mal gestor y la cabeza más visible de un gobierno inepto ante la pandemia; para otros, un referente y casi un santo. Pero nadie podía pensar que Fernando Simón era precisamante la reencarnación, un auténtico doble, de un cura del siglo XIX que es santo. Y precisamente ha sido un sacerdote malagueño quien mandó la foto de la estatua de Jean-Marie Vianney, conocido como el Santo cura de Ars tras ser santificado. Además es el patrón de los párrocos. La Iglesia está en muchos aspectos con los tiempos modernos, porque Rafael Pérez Parallés, que así se llama el cura, publicó la fotografía el pasado martes en su cuenta de Twitter.

Como vemos en la foto el parecido con Fernando Simón es asombroso y los comentarios no se hicieron esperar en las redes sociales.

Pero, cómo no, lo más habitual fue el humor de los tuiteros y aprovecharon también para buscar y encontrar otros parecidos del epidemiólogo.

Quién era este santo

Este santo que vivió de 1786 a 1859 está considerado como uno de los grandes confesores de todos los tiempos y de él escribió el Papa Juan Pablo II. Parte de su santidad proviene de la capacidad de arrepentimiento que generaba en los confesados. Su humildad, su predicación, su discernimiento y su sabiduría fueron proverbiales para este don. Dedicó más de 40 años de 10 a 18 horas diarias al sacramento de la penitencia.

Ars fue la aldea francesa donde fue enviado y se hizo popular en toda Francia y el mundo cristiano. Fundó una especie de orfanato para jóvenes pobres y desamparados pero por lo que destacó fue por la dirección de las almas. Los devotos acudían de toda Francia y resto del mundo para verle, confesarse y buscar consuelo, hasta el punto de convertirse casi en peregrinación. Fue beatificado por Pío X en 1905 y canonizado por Pío XI 20 años más tarde. Es el referente como patrono para todos los párrocos del mundo.

La estatua, cuya foto ha hecho viral el cura Rafael Pérez Parallés, demuestra que todos tenemos un doble, o que quizá la reencarnación existe. Lo que está claro es que por unas cosas o por otras, Fernando Simón siempre está de actualidad y es protagonista de los medios de comunicación y de las redes sociales.