miércoles, 29 septiembre 2021 01:46

Estos son los síntomas más raros del coronavirus que no te han contado

Después de muchos meses de convivir con el coronavirus, todavía no se sabe todo de este microorganismo que ha matado a casi 900 millones de personas en todo el mundo y cerca de 29.500 solo en España. Desde que se inició la pandemia, investigadores de todos los países se han dedicado a estudiar el virus para comprender como actúa, como muta y que efectos tiene sobre los humanos. El problema es que algunas conclusiones solamente se pueden extraer a posteriori, analizando los expedientes de las personas que han padecido Covid-19.

Esto es lo que ha hecho un grupo de investigadores y trabajadores de Urgencias de diversos hospitales españoles, a través de una red de trabajo llamada  Spanish Investigators in Emergency Situations TeAm (SIESTA). El estudio se ha realizado a partir del historial médico de 64.000 pacientes infectados en la primera ola, a los que se ha contactado para conocer los síntomas más extraños posteriores al contagio. El resultado se ha publicado en la revista Epidemiology & Infection y los datos indican que se produjeron 36 casos de neumotorax espontáneo (cuando el aire se escapa de los pulmones), 45 casos de miopericarditis (una inflamación del músculo y la membrana que recubre el corazón) y 8 pacientes con síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad autoinmune que afecta al sistema nervioso y puede provocar parálisis. 

UNA RESPUESTA EXAGERADA Y PELIGROSA DEL SISTEMA INMUNE

Según los investigadores de SIESTA, estos síntomas raros, son infrecuentes en las personas que han padecido Covid, pero que son más comunes de lo que pensaban. De hecho los pacientes de Guillain-Barré contagiados con coronavirus son cinco veces más numerosos que los que no han tenido covid. El neumotórax es dos veces más frecuente y la posibilidad de sufrir miopericarditis aumenta en un 45%. 

Otras dolencias que se han visto en algunos en algunos pacientes que han superado la covid-19 es la pancreatitis aguda, pero en este caso los médicos no tienen los suficientes datos y barajan que puede ser fruto de la casualidad. De lo que sí están seguiros es que el proceso inflamatorio que se produce tras el contagio puede provocar una violenta respuesta de su sistema inmune que al final sea más peligrosa que el propio coronavirus. Así que lo mejor es no arriesgarse y respetar en todo momento las normas de seguridad que indican las autoridades sanitarias.