martes, 3 agosto 2021 11:49

Iván Redondo, en 2016: “Si viera a Pablo Casado como vicepresidente, me alegraría”

  • Se trata de una entrevista del programa La Tuerka en la que Iglesias trata con Redondo.
  • Muchos se han indignado con una frase concreta en la que Redondo valora el debate entre Aznar y González.
  • "Yo me hubiera inventado un resfriado", comenta Redondo para evitar que González hubiera perdido el debate.
  • Ha salido de nuevo a la luz un vídeo en el que el ahora vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, entrevistaba a Iván Redondo, mano derecha del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Entonces ninguno de los dos era un cargo público, pues la entrevista es de 2016, pero ya se dejaban ver los visos de cómo funciona la mentalidad maquiavélica de este “spin doctor“, como le denomina Iglesias durante su presentación. “Es una pena que casi siempre haya trabajado para nuestros adversarios”, decía Iglesias.

    Todo empieza por recordar cómo era Redondo en el colegio y el instituto, un asunto que el consultor resuelve en cuestión de segundos con una sola frase: “Estaba entre el 5% de los mejores”. Tras esto, comienza la entrevista en la que Iglesias deja entrever su admiración por alguien a quien denomina como “spin doctor”.

    Hay muchas frases que ahora cobran un sentido nuevo. Sin embargo, una de ellas es la explicación sobre qué es ese concepto con el que Iglesias denomina a Redondo. “Un spin doctor es una persona que se tira por un barranco por su presidente, por su candidato”, relata Redondo sin entonces saber que su presidente sería quien ahora le ha encomendado dirigir el gasto de los 140.000 millones de euros que vendrán en forma de crédito y subvenciones de la UE.

    En la entrevista, Redondo llega a opinar sobre varios temas, pero uno que ha recobrado mucha actualidad es en el que habla del actual presidente del PP. “Si yo viera algún día como vicepresidente a una persona como Pablo Casado, que es un extremo, que es una persona preparada, con estudios, con cierta humildad, es un buen tío, yo me alegraría, porque me sentiría identificado con esa vicepresidencia. Y si viera a Pablo Echenique, exactamente igual”, comenta Redondo.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”309621″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    También el asesor de Sánchez le dedica unas palabras a ese partido que se estaba formando entonces y que más adelante le daría la secretaría general a quien ahora es el presidente del Gobierno. “Está ese PSOE que, bajo mi punto de vista, hace bien renovándose, pero también lo digo claro: se comporta más como un partido emergente (en el sentido peyorativo) que como un partido de 137 años de historia”.

    También Redondo comenta asuntos relacionados con Podemos, un partido que entonces estaba lejos de aspirar a formar Gobierno. “Que sepáis construir Gobierno, está por ver”, le comenta Redondo a Iglesias después de reconocerle que han sabido construir relato.

    Pero lo que más ha llamado la atención a los críticos de Redondo ha sido un detalle que ha indignado a más de uno en las redes sociales. En una conversación sobre dirigentes de EE UU, Redondo reconoce que se hubiera “inventado un resfriado” en según que momentos para evitar que su candidato saliera mal parado, algo que para muchos deja entrever que el asesor no tiene problemas en mentir si es para salvar a su presidente de un problema.

    El asunto estaba relacionado con un debate que perdió el expresidente del Gobierno Felipe González contra José María Aznar porque no había preparado el debate. Hubo muchas excusas, pero al final González perdió. “Yo me hubiera inventado un resfriado en mi candidato o cualquier cosa”, asegura Redondo en caso de que hubiera asesorado a Felipe González.